El Barça Lassa es el nuevo dominador del Fútbol Sala español. El conjunto azulgrana logró su cuarto título de la LNFS y redondeó una espectacular temporada logrando el cuarto triplete de su historia tras ganar también la quinta Copa del Rey y la cuarta Copa de España. Tras una larga travesía por el desierto de 6 años, el equipo barcelonista parece dispuesto a marcar una nueva época hegemónica.

En el 30º aniversario de la Liga Nacional de Fútbol Sala se vivió la competición más igualada de la última década y la final no defraudó. Por séptima temporada consecutiva (15 en las 24 últimas ediciones jugadas con este formato) el campeón de la Liga regular acaba ganando el título en los Play-Off. Y en esta campaña, el equipo de Andreu Plaza lo hizo tras levantar un ‘match-ball’ en Murcia en el cuarto duelo de la serie.

El Barça Lassa se impuso 3-2 a El Pozo en la batalla definitiva y levantó un título de Liga 2.192 días después. La LNFS se ha decidido en nueve ocasiones en el quinto partido, y solo una vez ganó el equipo visitante. Fue precisamente el Barça, que superó El Pozo en Murcia en el quinto partido de la final 2011/12. El resto, ocho victorias del equipo que se jugaba el título en casa. Unos números que demuestran la importancia del factor pista en el momento más decisivo de la temporada.

El Palau registró un lleno absoluto con 6.371 personas en el quinto y decisivo partido superando la mejor entrada de la temporada con 5.434 espectadores en el segundo encuentro contra El Pozo. Cifras de récord de asistencia superando los 32.000 espectadores en los cinco partidos. Las aficiones llenaron el coliseo blaugrana y el Palacio de los Deportes de Murcia dando muestras del crecimiento y el excelente momento que vive el Futsal español.

El conjunto barcelonista se proclamaba campeón 6 años después y al igual que en 2010-11 y 2012-13 rubricaba el triplete nacional con la Copa de España y la Copa del Rey. La eliminación en semifinales de la Final Four de la UEFA Futsal Cup es el único lunar a una temporada inmaculada de los culés. Es el único equipo de la LNFS que lo ha logrado y lo hace por cuarta vez además. En la temporada 2011-12, rozó la perfección con el título europeo. Algo que buscará la próxima temporada en la que también aspira a ganar su primera Intercontinental, el único trofeo que se resiste a las vitrinas azulgranas.

El Manager general del Barça Lassa, Txus Lahoz, diseñó la ‘reconquista’ de la hegemonía y tuvo claro desde el primer momento que el encargado de dirigir la nave debía ser Andreu Plaza. La directiva barcelonista siempre mantuvo su confianza en el técnico gerundense, que en su tercera temporada lograba el cuarto triplete del equipo azulgrana. Iguala así a su predecesor, Marc Carmona, como los únicos entrenadores en ganar la Liga de Segunda y Primera en las 30 ediciones disputadas de la LNFS.

Además, con este título tras jugar las últimas cuatros finales de manera consecutiva se rompió la hegemonía de Movistar Inter, que acumulaba 5 Ligas consecutivas en 1.834 días. “Quiero creer que el Barça puede conseguir algo parecido. El ciclo anterior tenía que cambiar, el club ha tenido la paciencia necesaria lo ha conseguido con trabajo, esfuerzo, y un poco de suerte, hemos ido construyendo la mentalidad del equipo y nos exigimos siempre ganar y mis jugadores están empezando a entender que hay que sufrir mucho para ganar”, aseguró Andreu Plaza.

Y si alguien puede hablar en primera persona de sufrimiento es Sergio Lozano. El capitán del Barça Lassa era, junto a Aicardo, el únicos jugador de la actual plantilla barcelonista que sabía lo que era ganar una Liga con la camiseta azulgrana. El jugador franquicia del club –se retirará en el Barcelona tras renovar hasta 2024- recuperó su mejor nivel tras sufrir graves lesiones en las últimas temporadas.

La Reconquista del Barça Lassa 2

“Cuando uno no puede jugar, te planteas muchas cosas, incluso retirarte. Pero mi cabezonería y mi amor por el fútbol sala ha hecho que pueda volver a jugar y volver a mi nivel. Este año he podido jugar sin dolor, ayudar a los compañeros y al equipo en lo que necesitaba. Hemos podido cumplir los objetivos y hacer un triplete”, aseguró Sergio Lozano que dedicó el título a su padre, fallecido en enero, y a su hija Alejandra, nacida en mayo.

“Se lo dedico a mi familia que lleva meses sufriendo. Hemos sido justos vencedores, hemos sido mejores en el cómputo global”, declaró el ‘9’ del Barça Lassa que marcó dos goles decisivos en el quinto partido de la Final, convirtiéndose en el segundo máximo goleador de la historia de las Finales de la LNFS junto a Kike Boned con 25 goles y tan solo uno de Joan Linares.

Hablando de jugadores decisivos, Ferrao se proclamó máximo goleador de la LNFS por tercera temporada consecutiva, algo que tan solo había logrado Dani Salgado con Industrias Santa Coloma del 2013 al 2015. El pívot brasileño demostró que a día de hoy es el mejor jugador del Mundo. En su quinta campaña en el Barça Lassa, la ‘Pantera de Chapecó’ ha firmado sus mejores registros con 38 goles en Liga y un total de 55 en todas las competiciones.

Otro de los jugadores claves fue Marcenio. Su llegada en enero desde el Gazprom Ugra ruso fue un acierto de la dirección deportiva de Txus Lahoz. El ala-cierre brasileño se ha erigido en una brújula para sus compañeros. Un procesador de juego y un surtidor de balones. Para entender su dimensión, basta con decir que es junto a dos históricos del Barça Lassa como Ari Santos y Wilde y otra leyenda del Futsal como Vinicius, el único jugador que ha ganado las Ligas en Brasil, Rusia y España, las tres menores competiciones del Planeta Futsal.

Para analizar las claves del dominio del Barça Lassa es obligatorio analizar la gestión de la portería realizada por Andreu Plaza. Era el primer año sin Paco Sedano, y el técnico catalán supo escoger el momento adecuado para cada uno de sus dos porteros. Juanjo jugó 20 partidos como titular y 2 como suplente para parar penaltis decisivos y Dídac actuó en 21 ocasiones desde el inicio. Tanto el murciano como el barcelonés, jugaron cuando lo tenían que hacer y siempre lo hicieron bien.

Hay más nombres propios como el colomense Adolfo que en el cuarto partido, al borde del precipicio, fue el salvador del equipo con un hat-trick en Murcia. Cabe recordar que Dyego Zuffo se perdió toda la fina por una lesión. El ala brasileño era la referencia del juego ofensivo azulgrana pero el equipo no se resintió gracias al diseño de una plantilla con recursos excelsos.

Aicardo, Joselito, Arthuir y Leo Santana, que se despidió del Palau con el reconocimiento de sus compañeros y la afición. El ala brasileño jugará la próxima temporada en las filas de su rival en el final, El Pozo Murcia. El Barça Lassa suplirá su marcha con la llegada de Daniel Shiraishi arrebatando así a Movistar Inter a uno de sus grandes gestores de juego.

Finalmente, hay que hablar de El Pozo Murcia. El gran rival del Barça Lassa para reconquistar la hegemonía del Futsal español. En el Año I de Diego Giustozzi recuperó la ilusión de la afición. Ningún entrenador en las 30 ediciones de la LNFS disputó dos finales en su primera temporada. El equipo grana perdió la Copa de España 1-2 en la final y 3-2 en el quinto partido de la Serie.

Una campaña sobresaliente. El comienzo de una nueva era. Perderán a Pito (Movistar Inter) y se irán Fer Drasler y Xuxa entre otros pero llegarán Paradynski (Palma), Pacheco (Industrias), Tolrá (Benfica) y Espíndola (Jaén) para luchar contra la hegemonía del Barça Lassa o la resurrección de su rival madrileño con Tino Pérez en lugar de Jesús Velasco.

El conjunto charcutero perdió su quinta final consecutiva pero estará la próxima temporada en la UEFA Futsal Champions League junto al equipo azulgrana, al que se medirá en un comienzo de temporada apasionante tanto en la Intercontinental de Bangkok como en la Supercopa de España. Pero eso será a finales de agosto y en septiembre…


Tags: