La capacidad de adaptación y resiliencia son algunas de las habilidades que hacen posible no solo que SEUR continúe siendo líder en el sector del transporte y la logística, si no que además podamos mirar al futuro con vistas a continuar creciendo. Conocedores de las nuevas tendencias de consumo y hábitos que ha adoptado la sociedad a raíz de la crisis sanitaria del Covid, somos capaces de ofrecer soluciones a medida para nuestros clientes en base a todo lo aprendido en los últimos meses.

Recientemente compartíamos en este blog una entrada que trataba algunas de las lecciones que hemos aplicado durante este 2020, ‘Covid-19: Un proceso de cambio y aprendizaje’. En ella hacíamos referencia a las principales circunstancias que nos llevaron a desarrollar e impulsar algunas medidas y acciones que han llegado para quedarse, al dar respuesta a las necesidades de la población, y que los profesionales de SEUR avalan.

Comenzando con lo que ha supuesto la crisis sanitaria para el sector de la logística y transporte, en 2020 y especialmente durante los meses de confinamiento se ha producido un considerable aumento de las ventas online. Así lo confirma Karen Thouret, responsable Digital, Ecommerce, Experiencia de Cliente y Grandes Cuentas de SEUR: “Durante el confinamiento, el ecommerce comenzó a crecer de una manera exponencial, con volúmenes comparables a los de campaña de Black Friday y Navidad. Tenemos un aumento de los envíos ecommerce de un 70% de media desde el inicio de la pandemia”.

La situación impulsó la compra online como nunca antes se había visto en circunstancias normales, lo que ha desencadenado en nuevas tendencias y formas de adquirir productos. Es por ello que, ante esta situación,  algunos hábitos de consumo que ya habían comenzado a despuntar previamente han conseguido acelerar sus procesos de implantación. Este cambio de orientación a la hora de hacer compras ya había sido identificado, entre otros estudios, por nuestro E-shopper Barometer, el cual indicaba un aumento anual de las compras online. Así, desde el mes de marzo hasta el día de hoy, podemos confirmar el considerable crecimiento tanto del volumen de compras, como de tráfico en los ecommerce, especialmente a través de los teléfonos móviles.

Dicho beneficio para las plataformas digitales ha supuesto una disminución de las compras en tiendas físicas, pero también un incentivo para que éstas aceleren sus procesos de digitalización a través de la venta online, incluso cuando hablamos de productos frescos en el caso de las tiendas de alimentación y la hostelería. Desde grandes mercados municipales a pequeñas tiendas de carne, pescados o frutas y verduras, han ido surgiendo soluciones de venta online en aquellos lugares donde, aparte de la compra presencial, solo se podía hacer por teléfono.

En términos de seguridad, una de las lecciones que hemos aprendido y que ha llegado para quedarse es sobre las entregas cero contacto. La prioridad de SEUR siempre ha sido garantizar las medidas de seguridad sanitarias para proteger a empleados y consumidores. Para ello, la tecnología SEUR Predict, la cual permite informar sobre el día y franja horaria en la que se realiza una entrega, ha garantizado la seguridad de cada reparto. Tal y como indica Karen Thouret, “la digitalización nos ha permitido adaptarnos en poco tiempo a una consecuencia de la pandemia que es la seguridad, ante todo. Esta seguridad ha sido y sigue siendo esencial para nuestros repartidores como para nuestros clientes, proporcionando una experiencia satisfactoria a la hora de recibir un paquete sin miedo”.

A raíz del confinamiento y el cierre de comercios y locales, muchos de los puntos de la red Pickup de SEUR se vieron obligados al cierre, revela Miguel Ángel García, responsable de Red de Puntos de Venta de SEUR. “Durante prácticamente dos meses tuvimos que prescindir de nuestra red de puntos, acrecentando las dificultades en el reparto para hacer frente al “boom” del ecommerce”. A pesar de ello, desde SEUR nos hemos visto completamente preparados para ampliar nuestras capacidades operativas, dando lugar a múltiples acciones que han servido de ayuda a los colectivos más necesitados.

Sobre esta experiencia se pronuncia también Karen Thouret, porque “el sector del transporte y la logística ha sido fundamental para garantizar el suministro y la distribución de productos de primera necesidad y mantener activa la economía gracias al comercio electrónico”.

No podemos pasar por alto, además, el factor sostenibilidad del que hemos aprendido a lo largo de los últimos meses. Durante los meses de confinamiento, la contaminación de las grandes ciudades disminuyó a nivel global, y ha quedado demostrado que una movilidad libre de emisiones es posible. Se trata de un cambio de sentido hacia un futuro más verde del que queremos formar parte. Para ello, en SEUR apostamos por vehículos de transporte cada vez más sostenibles y estrategias que nos permitan tener un impacto positivo con el medioambiente, como el compromiso Carbon neutral, reparto urbano inteligente, o programas de medición del aire. De esta manera somos capaces de adaptarnos al perfil de consumidor eco-selectivo, aquel cuyo interés por el cuidado de la naturaleza determina el modo de realizar compras.

En definitiva, podemos concluir que, pese a todos los obstáculos, complicaciones y adversidades que hemos afrontado en un 2020 completamente atípico, hemos sido capaces de aprender importantes lecciones que ya forman parte de las bases del futuro próximo. Hoy en día, las nuevas formas de entrega y recogida (como los lockers y tiendas de conveniencia de la red Pickup) y el impulso de la aceleración digital, suponen dos aspectos clave para estar más cerca del cliente que nunca, y garantizar una correcta experiencia se antoja imprescindible para continuar creciendo y supliendo sus necesidades.


Tags: