couple-1329784_640

La reflexión ante una compra decisiva es muy importante: todos reflexionamos sobre los pros y contras de adquirir un coche, una casa, o los muebles para la sala de estar, porque son compras con cierto valor, y con las que tendremos que vivir unos años (cuantos más, mejor) a partir de la adquisición. Visto de otro modo, nadie se compra una casa por impulso, ¿verdad?

Antes de Google, antes de la Web y mucho antes de los smartphones, el proceso de reflexión era cuidadoso, pero realmente contaba con poca o muy poca información con la que contrastar las opciones. Hoy en día, el acceso a la información es tal que el proceso de compra se puede considerar fragmentado en decenas de micromomentos en los cuales utilizamos el smartphone o un ordenador para buscar información, comparamos productos y precios, leemos revisiones y, en resumidas cuentas, meditamos acerca de esa futura compra.

Micromomento” es un concepto que acuñó Google para definir, dentro del proceso global de compra, todos los instantes en los que hacemos una búsqueda relacionada; en aquellos en los que leemos una review; vemos un vídeo de YouTube o un tutorial; cuando preguntamos en un foro por un aspecto en particular; cuando hacemos una pregunta a un fabricante a través de sus canales de escucha (incluyendo las redes sociales)…

google-76517_640

Casi sin darnos cuenta, el mero hecho de disponer de la herramienta y de la vasta extensión de internet nos llevan a dilatar en el tiempo el proceso de compra y a tocar y explorar todos los rincones posibles hasta tomar la decisión final. En muchos casos también se busca información directamente en los e-commerce, pero un alto porcentaje de compradores ya se informan de manera exhaustiva antes siquiera de pisar una tienda online.

La parte interesante para las marcas es que cada micromomento es una oportunidad crítica para influir sobre nuestras decisiones y preferencias. En esta página se pone un ejemplo interesante basado en una experiencia controlada por Google, para saber cuánto y cómo utiliza una persona normal las conexiones a su alcance para decidir mejor. Por contarlo de manera resumida, el sujeto se interesaba por ciertos temas relacionados con su trabajo, y además buscaba un regalo para su novia. Estos fueron sus micromomentos a lo largo de un mes:

marcus-shopping-micro-moments-touchpoints

Estar ahí es vital para las marcas, pero hay que entender bien el proceso de búsqueda de las personas: puede ser que haya quien busca directamente una marca en concreto, pero la tendencia es hacer búsquedas genéricas y posteriormente ir refinando “hacia abajo”. Por ejemplo podemos hablar de mesas de centro, y luego ir refinando según maderas que nos interesen, colores, estilos o que tengan características diferentes (extensibles, con espacios de almacenaje, etc., etc.).

Por tanto, desde el punto de vista SEO sí hay que estar posicionados como marca, pero también por el producto genérico y todos sus refinamientos. También se puede sacar ventaja potenciando estos tres puntos clave:

  1. La versión móvildel negocio.
  2. Las imágenes de los productos, tanto en número como por supuesto en calidad, captando cada ángulo posible del mismo y ofreciendo, además, todas las opciones de color o extras en caso de que el producto los tenga.
  3. Crear contenidos en vídeo: desde simples showrooms, hasta tutoriales o sugerencias (si hablamos de moda, propuestas de atuendo, combinaciones o complementos). No hace falta una producción profesional, pero sí cuidar los detalles (sonido decente, imagen decente, un buen guión).

Vía | Think with Google

 


Tags: