Con las newsletters o boletines por email ha sucedido lo mismo que con los blogs, tanto personales como corporativos, de los que ya se ha hablado en este espacio: siempre han estado ahí, pero su utilización había quedado constreñida por muchas otras herramientas de comunicación disponibles para mantener el contacto con nuestros seguidores y clientes, especialmente a causa del crecimiento de las redes sociales, tanto en número de propuestas como en cantidad de usuarios. En algunos casos los blogs han podido dejarse de usar por completo, craso error, y las newsletters podríamos decir que han aguantado el tirón mejor pero que, para algunos expertos, llegaba a ser un formato invasivo, especialmente si se abusaba de él.

Nuevas herramientas para tu newsletter y el empuje del periodismo

Hace casi dos años hablamos en este blog de diversas herramientas válidas para enviar un boletín de noticias por email o para realizar campañas de email marketing. Destacamos cinco de ellas y nombramos alguna más. Todas esas herramientas siguen ahí pero podríamos decir, de forma coloquial, que la familia ha crecido, ya que siguen surgiendo nuevas opciones, con la diferencia de que algunas de ellas están más enfocadas a la creación de pequeños medios periodísticos independientes. Y facilitan a sus creadores, como valor añadido, la forma de rentabilizar su trabajo. Esto no quiere decir que no podamos usarlas para el propósito que pensemos que es oportuno, siempre que esté basado en la creación de una comunidad de seguidores que esperan recibir nuestros correos electrónicos.

Se podría decir que una de las principales responsables de este auge es Substack, muy enfocada a periodistas y escritores que pueden optar entre que las suscripción a sus nanomedios sea gratuita o de pago. Uno de los casos de éxito allí alojados es el de Casey Newton, un periodista que escribía sobre tecnología e industria en un medio tradicional y lo dejó para empezar una newsletter, Platformer, desde cero. Es tal la importancia que está adquiriendo el mundo de los boletines por email que precisamente desde Substack están desarrollando un lector de newsletters; para entendernos “un YouTube de newsletters”, lo que paradójicamente sacaría los boletines de nuestro correo electrónico. Otra empresa que se ha sabido mover rápido para posicionarse en este nuevo contexto ha sido Twitter, aunque en su caso lo han hecho mediante una adquisición. Con la compra de Revue a principios de año entran de lleno en la pelea de los boletines por email. La herramienta funciona de forma autónoma, aunque sin duda están pensando en algún tipo de integración con la red social.

Y esto no queda aquí, el número de jugadores en la partida va a seguir aumentando, ya que desde WordPress, y lo ha comentado el propio CEO Matt Mullenweg, están preparando lo que él ha denominado “una interesante respuesta a Substack”. Recordemos que WordPress está detrás de más del 40% de las webs de Internet y que posee también un CMS de comercio electrónico, WooCommerce, por lo que este movimiento es muy importante. Otro gigante, Facebook, está preparando también un completo paquete de funcionalidades, incluyendo la creación de newsletters, pensando sobre todo en creadores de contenidos. Obviamente lo que busca el gigante con sede en Menlo Park es integrar las nuevas opciones con el resto del ecosistema de Facebook (páginas, grupos…) para no perder usuarios atraídos por los cantos de sirena de las nuevas herramientas.

Newsletters y marketing por email

Las pequeñas empresas y los autónomos cuentan, queda claro, con un abanico cada vez más amplio de herramientas que pueden utilizar tanto si lo que quieren es crear un boletín de noticias, como si lo que buscan es realizar campañas de marketing por email aprovechando el potencial que ofrece una buena base de datos.

Un buen boletín con noticias, consejos y artículos de interés es un banderín de enganche ideal para generar una comunidad de usuarios en torno a nuestra marca. En él podemos alternar información práctica para los lectores con información sobre la empresa (ofertas, promociones, concursos) pero calibrando siempre el peso que tiene cada una de ellas. Hay expertos que desaconsejan un enfoque comercial en exceso, que acabe convirtiendo el boletín en una mera herramienta publicitaria.

De todas formas recordemos, y también se ha hablado de ello en este blog, que para empresas en las que el email marketing sea de vital importancia, existen herramientas más complejas que complementan el mero envío de los boletines con otro tipo de funcionalidades como, por ejemplo, monitorizar los registros en nuestra web, segmentar las campañas y/o realizar acciones de marketing de forma automatizada; es lo que se conoce como marketing automation. Esto resulta de mucho interés para empresas de comercio electrónico.

Precisamente encontramos más detalles sobre la automatización cuando leemos reflexiones sobre las tendencias de email marketing de este año. Hablamos, por ejemplo, de emails automáticos que se envían a un cliente tras la realización de una compra. También se podría hacer lo contrario: enviar un correo electrónico a un cliente que ha añadido un producto a la cesta de la compra de la tienda online y después no ha finalizado el proceso. Como vemos, hay un segundo concepto que está estrechamente ligado a la automatización: la personalización del contenido. Otras tendencias se apoyan en tecnologías que a menudo se citan en este blog, como la inteligencia artificial, aunque también van a tener importancia en este año, y sucesivos, técnicas narrativas como el storytelling. No todo se basa en aspectos técnicos, ya que también es de gran importancia saber entretener, y así retenerlo con nosotros, al lector.


Tags: