A la hora de poner en marcha una pyme cuyas ventas se realicen sobre todo online, es probable que al emprendedor le asalte la duda de si su negocio puede estar “a la altura” para esa tarea. La competencia con los grandes marketplaces puede llevar a pensar que todos los nichos de negocio están saturados, pero nada más lejos de la realidad: las pymes online tienen la capacidad de especializarse en determinados productos y ofrecer una atención más personalizada.

¿Qué motivos son los que empujan a dar el salto online? Destacamos cinco:

    • Internet nos hace más iguales. Los grandes marketplaces desarrollan su actividad a través de sus páginas web, pero nuestra pyme puede estar a la altura con un website intuitivo y dinámico.

 

    • El cada vez más importante efecto ROPO. Muchos compradores siguen prefiriendo ir a la tienda física a adquirir sus productos, pero habiendo consultado diferentes fuentes online previamente. Es lo que se conoce como efecto ROPO (busca online, compra offline en inglés). Por eso disponer de una tienda online nos ayudar a ser una referencia para todo tipo de compradores.

 

    • La presencia en móviles y tablets. Según el eShopper Barometer elaborado por DPDgroup, el 48% de los compradores online españoles compra habitualmente desde el teléfono móvil, 9 puntos por encima de la media europea. Son dispositivos que empleamos a diario con mucha frecuencia y que suponen un verdadero portal de ventas para los eCommerce ayudados, además, por la geolocalización.

 

    • La promoción económica. La publicidad online nos permite canalizar y segmentar muy bien nuestras promociones, especialmente en redes sociales. Una publicidad que termina por ser mucho más efectiva y rentable que cualquier publicidad offline.

 

 

Los resultados de campañas como Black Friday evidencian que estos redundan tanto en grandes empresas como en las más pequeñas. Teniendo en cuenta las razones antes citadas, la pregunta es, ¿qué debes hacer para que tu pyme pase a vender online con todas las ventajas que ello conlleva?

Primero, y ante la dura competencia que existe, debes crear una estrategia de venta. ¿En qué consiste algo tan ambiguo? En primer lugar, debes tener claro cómo quieres que sea tu presencia online (página web, redes sociales, etc.). Después definir tu público objetivo, tu target, y qué palabras clave te harán progresar.

Segundo, crea una web intuitiva. La compra online exige inmediatez, hacer la compra ágil y rápida al usuario nos hará ganar terreno. En caso de no ser así, el cliente abandonará sin miramientos el proceso de compra y buscará en la competencia.

Tercero, ofreciendo métodos de pago seguros. Es normal que al ser un eCommerce poco conocido, el cliente acabe por no sentirse tan seguro como en otras grandes superficies online. Establecer una pasarela de pagos y ofrecer diferentes métodos como PayPal aumentan la confianza en nuestra web y en el proceso de compra. En el caso de España, hasta el 57% de los compradores online se decanta por el monedero electrónico como método de pago preferido, según datos del eShopper Barometer.

Método de pago eBarometer

Métodos de pago preferidos por los compradores online según el eShopper Barometer (clic para ampliar)

Cuarto, intenta que los plazos de entrega sean lo más breve posible. Independientemente de que el cliente viva en una gran ciudad o un pequeño municipio, el tiempo de entrega debe ser corto. A día de hoy, las diferentes soluciones que ofrecen los partners logísticos permiten adaptarnos a las necesidades del cliente, tanto en lo referente a los tiempos como a horarios y lugares de entrega.

 

Estar presentes en el mundo eCommerce no es ya una opción, sino una obligación si queremos que nuestro negocio se expanda y se especialice para ofrecer la mejor experiencia de compra posible a nuestros clientes presentes y futuros.

 


Tags: