En estos días, con las imágenes de la retirada de Juan Carlos Navarro todavía frescas una de las preguntas que más se hace la gente es sobre el próximo gran jugador español. Los juniors de oro ven su ocaso, y toca pensar en el futuro ¿Hay cantera? Afortunadamente, la respuesta es un sí rotundo. Y tanto los chicos como las chicas de las selecciones inferiores lo han dejado bastante claro en sus respectivos campeonatos de formación estivales.

Un oro, dos platas y un bronce ha sido el balance de las victorias de los chavales. El metal amarillo se lo colgó del cuello la selección femenina sub 20 en su europeo de Hungría. Culminó un gran campeonato con la victoria 69-50 ante Serbia. Ha sido el cuarto europeo consecutivo que ha ganado España en esta categoría, la más cercana a la selección absoluta. Miguel Méndez, el seleccionador, definió a sus jugadores y su éxito con una sola palabra, “equipo”.

Esa unión y fortaleza de grupo también se puede ver en la selección femenina sub 18, que se trajo a España la medalla de plata del Europeo de Italia. Fue un torneo prácticamente perfecto, en el que se resistió el partido más importante, la final. Sin embargo, las de Mario López plantaron cara en todo momento (54-67) a una Alemania con demasiadas ganas de revancha, tras perder hace dos años contra las españolas.

La otra plata la consiguieron los jugadores de la selección masculina sub 16 en el Europeo de Serbia. Tan solo un punto marcó la diferencia entre oro y plata (71-70). El equipo de Javi Zamora estuvo sensacional, manteniendo el nivel demostrado en el campeonato durante todo el partido. Un triple caprichoso no quiso entrar a falta de 12 segundos frente a la canasta de Croacia que sí lo hizo. Pero el balance es muy positivo, una medalla de plata y un jugador muy prometedor en el punto de mira: Usman Garuba.

Quinteto ideal sub 16 masculino

Quinteto ideal Sub 16 masculino

Y en la misma categoría sub 16, pero femenina, volvimos a ver a nuestras chicas sumar una medalla más al palmarés de la FEB. Las de Lino López derrotaron con contundencia a Turquía (47-64) con Begoña de Santiago y Marta Suárez enchufadísimas con 12 puntos cada una. Una vitoria y una medalla con mucho mérito, ya que llegaban a este partido tras haber caído la jornada anterior, con los fantasmas de la derrota demasiado cerca. Supieron mantener la concentración, trabajar en equipo, levantarse de la derrota y lograr el bronce. Toda una demostración de las más jóvenes de ‘la casa’.

El presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, tiene muy claro el futuro del baloncesto español: “Tenemos un relevo generacional que viene pletórico de fuerza y compromiso, por lo que podemos estar tranquilos porque el nombre de España en nuestro deporte va a estar inmejorablemente defendido en años venideros”. Y para lograrlo hay algunos nombres a tener muy en cuenta, de los que escucharemos hablar en los próximos años.
Las estrellas que vienen

Iris Junio. La jugadora más joven en debutar en la Liga DIA ya dejó boquiabierto a los seguidores del baloncesto estando en la selección sub 16. Ahora, además de lograr el oro con la sub 20, se convirtió en la MVP del torneo en el que promedió 9,7 puntos y 7,7 rebotes. Un mérito muy trabajado, ya que lo consigue tras superar graves lesiones que la mantuvieron alejada de las canchas. Vaya retorno ha firmado. Su presencia en la absoluta será habitual en los próximos torneos.

Paula Ginzo. La Liga DIA ya la espera, es su sueño y llega a él deslumbrando con el brillo de sus siete medallas internacionales. Se dice pronto, pero Ginzo se ha despedido de las selecciones de formación con un nuevo oro, su tercero tras lograrlo también en las selecciones sub 16 y sub 18.

Y en chicos el nombre más destacado es Usman Garuba. Si todavía no les resulta familiar, será cuestión de poco tiempo. El 13 de la selección española Sub 16 firmó un Europeo brillante en Novi Sad (Serbia) este verano. Incluso fue elegido en el mejor quinteto, compartiendo honor con su compañero Héctor Alderete, otro jugador a tener muy en cuenta.

A pesar de que Garuba no logró el MVP, debido a la derrota de la selección en la final, el joven terminó el torneo como el jugador con mejores números con un promedio de 16,3 puntos, 12,3 rebotes, 2,9 asistencias, 1,7 robos y 1,6 tapones. Son estrellas para el futuro, pero que ya han empezado a brillar con fuerza.


Tags: