El verano es sinónimo de descanso, pero en el caso de muchos emprendedores y pymes, es también una buena época para adelantar trabajo y tomarse un tiempo para reflexionar sobre los aciertos y los errores.

Uno de ellos es valorar qué podemos mejorar en nuestro eCommerce, qué elementos clave pueden servirnos para relanzar nuestro negocio de cara al nuevo curso, como pueden ser las fichas de producto.

Estas fichas son “el DNI” de nuestros productos, y al final, el elemento decisivo para impulsar a los clientes a comprarlo. Veamos 5 sencillos puntos para mejorarlos:

 

1. Utilizar un lenguaje cercano y sincero

Sí, para ti tu eCommerce puede ser el asunto más importante, pero para el cliente debe ser algo animado y atractivo.

El gran éxito de muchas marcas reside en utilizar un lenguaje desenfadado y empático con el cliente, con el que se sienta identificado y sienta el producto como suyo antes incluso de comprarlo.

 

2. Tener el SEO por bandera

Hace unos años el SEO era un concepto que solo los expertos del mundo digital podían comprender. Hoy, si bien es mejor dejarlo en manos de estos profesionales, podemos dar algunos pasos para adelantarnos a “nivel usuario” con herramientas como Yoast SEO o All in one SEO.

Conocer qué palabras colocarán nuestro contenido orgánico en los primeros lugares de los resultados de búsqueda marca la diferencia con nuestros competidores, y es en la ficha de producto donde debemos poner mayor atención.

Unido a un lenguaje dinámico como hemos visto anteriormente, el qué descripción utilicemos va a ser parte de la clave del éxito (o el fracaso) de nuestro negocio.

Pero no solo las palabras juegan un papel importante en el SEO: cuidar los enlaces (tanto externos como internos), las palabras en negrita o los “artículos relacionados” dan una imagen más global y completa de esta estrategia.

 

3. Crearnos un calendario de contenidos

Nuestras ventas, queramos o no, se rigen por un calendario (verano, Black Friday, Navidad…), por lo que crearnos un calendario de contenidos es una muy buena idea. En él deberemos mostrar no solo las fechas señaladas sino también los potenciales compradores, las keywords presentes…

En función de estas claves deberemos modificar las descripciones, la imagen (adaptarla, por ejemplo, al tono navideño), la localización en la página web…

 

4. Contar con la opinión de tus clientes

Tus clientes pueden ser tus mejores embajadores. Habilitar un espacio para las opiniones y comentarios, si tu producto es de calidad, puede potenciar tus ventas exponencialmente.

Cuanto más multimedia sea este espacio (que permita, además de texto, imágenes y vídeos), mejores resultados puede generar. A esto podemos añadir un espacio de preguntas frecuentes no solo respondidas por nosotros sino por otros clientes que puedan resolverlas una vez hayan comprado el producto.

 

5. Utilizar las imágenes más originales

Nuestros clientes no querrán ver únicamente fotos del producto por sus cuatro costados, sino que les gustaría ver el producto en contexto (si por ejemplo es una joya, puesta una muñeca o cuello) o podemos colocar el producto al lado de otro similar para conocer su tamaño y que el cliente se haga una idea, más allá de que mostremos las medidas en la propia ficha.

Debemos destacar que estas imágenes deben tener siempre la mayor calidad posible combinado con la mejor optimización, es decir, una muy alta resolución con el menor peso posible para evitar que nuestra página tarde en cargarse.

 

Anotadas estas cinco claves, estarás listo para que tus fichas de producto sean tu mejor carta de presentación durante el nuevo “curso”, ¡adelante!


Tags: