Una de las mejores maneras de incrementar las ventas en nuestro eCommerce, una vez establecido y en macha, es mejorar las conversiones. Esto nos sirve para cualquier tipo de eCommerce, porque trata sobre refinar y mejorar el proceso de ventas, tratando de llegar al utópico caso de “un cliente, una venta”. Existen múltiples causas por las que una persona inicia el proceso de compra y lo cancela antes del paso final, y la clave para mejorar nuestra tasa de conversión pasa por detectar esos casos, evaluar las razones y hacer algo, un cambio, que nos permita transformar un abandono en una compra. Veamos algunos ejemplos realmente inspiradores.

Enviar un email-recordatorio puede convencer al indeciso

Envelopes ecommerce case studies 3

Nos puede pasar a cualquiera: comenzamos una búsqueda, encontramos un producto que nos interesa, iniciamos el proceso de compra y algo nos detiene al final: puede ser un cambio de idea, encontrar otro producto mejor, el pensamiento de que “mejor esperar”, o una simple interrupción que nos hace salir de la sala y olvidamos que estábamos comprando.

Es el caso de Envelopes.com, una empresa que vende sobres de todo tipo y en la que empezaron a pensar acerca de cómo recuperar algunas ventas de los abandonos de carrito. Simplemente pensaron en enviar un email de recordatorio, y para determinar cuándo era el mejor momento para hacerlo enviaron los mensajes en dos franjas de tiempo: la primera a las 11 de la mañana del día siguiente al abandono, y la segunda 48 horas después del abandono. Resultó que la segunda opción era la mejor con su base de clientes (lo que significa que para nuestro caso particular hemos de probar lo que mejor funciona) y aumentaron la tasa de conversión hasta el 40%.

A veces, menos es más

Que “todo” el mundo haga algo no significa que nosotros debamos hacer lo mismo. En el mundo del eCommerce esto es igual, y en la empresa Taloon.com lo comprobaron. En sus fichas de producto incluían, como parece natural, botones para compartir el producto en las redes sociales (Facebook, Twitter…). Empezaron a notar un descenso extraño en las conversiones, así que decidieron hacer un test A/B, eliminando dichos botones para comparar resultados.

En las páginas sin botones se encontraron con casi un 13% más de conversión, por tanto decidieron eliminar todos los botones sociales de sus fichas de producto. ¿Por qué sucedería esto? La respuesta más factible es que hay cosas que despistan a los clientes, les hacen pensar en otra cosa diferente a lo que realmente nos interesa: que terminen la compra.

Por tanto, la moraleja es tratar de encontrar el diseño y los “accesorios” que mejor nos vengan a nosotros, en nuestro negocio particular.

La solución más simple es casi siempre la mejor

Captura

Para terminar, un caso extraordinario. Underwater Audio (venden auriculares sumergibles) experimentó un aumento del 40% en sus conversiones eliminando las tablas HTML en sus fichas de producto. En su lugar, dispusieron la misma información en párrafos. ¿Increíble? Lo cierto es que no, a pesar de tener la misma información en ambos casos, la versión actual es mucho más atractiva para el cliente medio Parece magia.

Vía e Imágenes | Coredna


Tags: