Las vacaciones de verano significaban hasta hace pocos años un parón en las ventas y en las propias campañas que buscaban impulsarlas. Sin embargo, con la llegada del eCommerce, la vida y las ventas siguen a cualquier hora y en cualquier lugar del mundo en el que haya acceso a la red desde un smartphone.

Aprovecha también el verano

La actividad no debe decaer ni siquiera en verano. Con más tiempo libre a causa de las vacaciones, los clientes tienen más tiempo para ver, comparar, elegir y, finalmente, comprar.

Necesitaremos campañas específicas orientadas a la época estival, campañas que convenzan a los clientes de que merece la pena emplear parte de su tiempo libre en ojear ofertas y nuevos productos.

Verano, sinónimo de experiencias

En alguna ocasión hemos hablado de cómo vender experiencias en lugar de productos, es una tendencia cada vez más afianzada en las estrategias de eCommerce.

El sabor de las comidas, el tacto de la arena de la playa o el sonido del mar o la montaña son valores mucho más atractivos que un paquete vacacional con todo incluido.

Ofertas para todos

Esto no implica que las ventas deban orientarse únicamente al turismo o las escapadas. Quienes apuestan por quedarse en la ciudad, pueden ser también un nicho de negocio a tener en cuenta. Podemos ofrecer soluciones tecnológicas, de ocio o incluso gastronómicas que hagan más llevaderas las jornadas veraniegas sin necesidad de “salir de casa”.

24 horas al día, 365 días al año

Es posible que si el nuestro es un pequeño eCommerce, durante una escapada que tengamos en vacaciones no podamos atender todas las demandas de productos que lleguen en ese periodo.

Es importante, sin embargo, que nuestra página web y nuestras redes sociales sigan activas y en perfecto funcionamiento. Podemos incluir un aviso al cliente de que su pedido no llegará hasta una determinada fecha, ya que con ello minimizamos el impacto y ofrecemos seguir comprando a la vez que somos transparentes sobre los tiempos. Y en cuanto a las redes sociales, dejar programados nuestros mensajes y campañas.

Todo ello convierte el verano en una oportunidad para impulsar nuestras ventas si sabemos aprovechar las características especiales de esta época y tener en cuenta, sobre todo, los hábitos veraniegos de nuestros clientes.

 


Tags: