estimote1

Personalizar el marketing e incluso poder hacerlo dentro de las tiendas es una idea permanente en la mente de los propietarios de cualquier negocio. Ahora, las nuevas tecnologías permiten hacerlo con relativa facilidad y a un precio razonable, uniendo los mundos «físicos» y online de las compras de una forma que no se había podido experimentar hasta ahora.

En concreto, Apple ha comenzado a utilizar su tecnología de «seguimiento en espacios interiores» llamada iBeacon en las más de 250 tiendas Apple Store que tienen en Estados Unidos, dando así el pistoletazo de salida al despliegue masivo de una idea con la que muchas otras empresas tecnológicas han estado dando vueltas en los últimos tiempos: utilizar sensores dentro de las tiendas para interactuar con los teléfonos inteligentes de los visitantes.

Esta tecnología proporciona a las tiendas la capacidad de saber dónde está exactamente el visitante y un canal de comunicación con su teléfono móvil, sus datos personales y sus redes sociales. Algo que, combinado «sobre el mapa» con los datos de los productos que hay en la tienda, permite hacer todo tipo de ofertas y propuestas como hasta ahora no se había visto.

Un visitante puede, por ejemplo, recibir una bienvenida de forma personalizada y ser guiado rápidamente hacia los lugares que suelen ser de su interés o recibir las ofertas y descuentos del momento – tanto las que son públicas, como las que le hacen a él personalmente. Cuando se acerca a un pasillo o mesa con productos puede, por ejemplo, recibir una mensaje del tipo “si estás pensando en cambiar de teléfono móvil, podrías hacerlo por poco dinero…” junto con los precios exactos que le pueden suponer los nuevos modelos o planes de contrato.

En las tiendas de ropa, las clientes pueden ver el resto de tallas disponibles de un modelo, propuestas similares o incluso encargar un color distinto que por cualquier razón no esté a la venta en ese momento, recibiéndolo cómodamente en su casa al poco de llegar. Y si se usa en un restaurante, permite pagar la cuenta, recibir un descuento por ser cliente habitual o recoger un pedido identificándose con el móvil.

estimote-tienda

La tecnología que hay detrás de iBeacon es el estándar Bluetooth Low Energy (BLE; también conocido como Bluetooth 4.0 y Bluetooth Smart) que apenas consume batería y puede interactuar con el teléfono inteligente transfiriendo ciertos datos (nombre de la persona, identificadores únicos de productos, etcétera).

En las tiendas se instalan unos pequeños dispositivos llamados beacons (balizas) cuyo alcance es de hasta 50 metros y que no necesitan cambiar de pilas en dos años. Son una alternativa a los NFC que tienen un rango de acción menor. Usando varios beacons y comparando la intensidad de las señales mediante triangulación el software puede formar un mapa bastante preciso de donde está la persona, con una precisión de unos pocos centímetros – suficiente para ubicarla en un pasillo, mesa o mostrador exactos.

estimote2

Los beacons son bastante baratos (el orden de los 15 a 25 euros la unidad) y bastan unos cuantos para cubrir un área pequeña. Empresas como Estimote los está ofreciendo en combinación para trabajar con cualquier tipo de smartphone que incluya bluetooth. Una vez instalados, basta crear en una aplicación el mapa de la tienda y programar la lógica del funcionamiento –algo ya para expertos– de modo que se puedan hacer realidad esas ofertas cruzadas para clientes que vienen tanto en persona como desde el mundo de las redes; con el objetivo de vender de forma más personalizada y eficiente para todos.

{Fotos: Estimote}


Tags: