No han tenido que pasar muchos años para que la alimentación llegase a una cuota de mercado importante en el mundo del e-commerce. Es una evolución natural del tradicional servicio a domicilio a través del pedido telefónico que existe desde hace años y que cuenta, sobre todo, con restaurantes y negocios de comida rápida como principales protagonistas.

Por ejemplo, a través de servicios como Just Eat se facilita a los negocios vender sus menús, y a los clientes recibirlos en sus casas. Además, el auge del e-commerce llega también a la venta de alimentos frescos, y a pesar de tener una cuota de mercado todavía incipiente, sus perspectivas de crecimiento son enormes.

Como ya comentamos, de momento en España solo un 14% de los consumidores online recurre a Internet para llenar su despensa, y un 10% lo hace para comprar productos frescos, pero la comodidad evidente que supone hacer la compra desde casa, y recibirla organizada en el domicilio nos da una pista del potencial de crecimiento de este sector.

Además, la tecnología para transportar alimentos frescos sin que se vean perjudicadas sus propiedades progresa a buen ritmo, permitiendo mantener la cadena de frío sin problemas. Las nuevas opciones de entrega de paquetería y la flexibilidad creciente en este sentido rubrican ese éxito potencial sin precedentes para la venta online de alimentos frescos.

Actualmente, las ventas de alimentación y bebidas online ya suponen un gran pellizco en muchos países, por ejemplo China con un mercado de casi 13.000 millones de euros en 2017, EE.UU. con casi 9.500 millones de euros, o España, sin ir más lejos, que alcanza casi los 500 millones de euros anuales. El gran dato es el de la previsión de crecimiento a corto plazo, en nada menos que cuatro años, en los que el comercio global de alimentos y bebidas online se duplicará en algunos casos, como en nuestro país, pasando a alcanzar los 1.000 millones de euros de negocio en esas fechas.

Infografía: El ecommerce de alimentos generará casi mil millones de euros en España en 2021 | Statista

Esta infografía que extraemos de Statista nos permite ver las previsiones más optimistas, llegando a indicar 1.000 millones de euros en ventas de este tipo durante 2021. Los diferentes porcentajes de crecimiento se pueden deber múltiples factores de los mercados, como que estén ya muy establecidos (Japón, que “apenas” crecería un 45%, podría ser el caso), o que tengan todavía muy lejos el “techo” de compradores online, como China que crecería un 114%.

Sea como sea, el futuro inmediato de las ventas de alimentación y bebidas online es muy prometedor en nuestro país, y una razón interesante para dar el salto al e-commerce.


Tags: