Facebook nos permite añadir una sección de tienda en la página de nuestra empresa de una manera muy sencilla. A pesar de que dispongamos de un e-commerce muy completo y con un buen ritmo de ventas, es posible que nos interese diversificar un poco y disponer de más “puntos de venta”, y la página que mantenemos en Facebook (posiblemente como parte de nuestra estrategia de promoción) es un buen lugar para incluir una ventanilla más para nuestro negocio.

La mecánica para crear este apartado de shopping en Facebook es extremadamente sencilla. El primer paso es añadir una pestaña de “Tienda” en tu página. Esto se hace accediendo a la Configuración de la página, y en el menú de la izquierda, seleccionando “Editar página“.

Una vez hecho esto, solo tenemos que poner a punto la tienda. Para ello nos vamos a la pestaña correspondiente y tendremos que aceptar los términos y condiciones para establecerla:

Politica

A continuación, aceptadas las condiciones, tenemos que establecer un método de pago. Las opciones son dos, bien sea a través de un mensaje que enviamos al cliente para negociar cómo se realizará el pago, o bien redirigiendo la compra a un nuevo sitio web (por ejemplo, nuestro e-commerce), para terminar allí el proceso.

Método de pago

El siguiente paso es elegir la divisa que vamos a aplicar en los precios, lo normal si vendemos en España o Europa va a ser dejar la opción por defecto, el Euro. Llega el turno de añadir los productos, por lo tanto hacemos click en el botón “Agregar productos“, y dependiendo de la opción de pago elegida veremos una de estas dos siguientes pantallas:

Pago mediante mensaje

DetalleAgregarMensaje

Pago en otra página web externa

DetalleAgregar

Cómo conseguir la mejor tienda posible en Facebook

Con los pasos anteriores ya tenemos todos los ingredientes para ir completando el catálogo de nuestros productos. Ahora toca darle a la tienda una presencia inmejorable y conseguir maximizar las conversiones ofreciendo la mejor impresión a los clientes. Veamos qué podemos hacer:

  1. Invierte tiempo, esfuerzo y creatividad al rellenar cada ficha de producto. Deben disponer de una buena foto y una descripción exacta, sin demasiados aderezos. Facebook dispone de una guía de estilo para las fotos de las fichas que incluye normas a tener muy en cuenta. Consúltala aquí.
  2. No olvides dar todos los detalles posibles sobre tu negocio en todos los campos disponibles. Esto genera confianza en los clientes, y si además tu negocio es local puedes incluir la opción de que los compradores dejen sus revisiones y opiniones.
  3. Escapa de las fotografías convencionales, trata de ofrecer otro punto de vista (y más puntos de vista, sobre todo detalles y que la gente pueda examinar tu producto). Si es posible, cuenta una historia, provoca una emoción.
  4. Utiliza sabiamente la plataforma de Facebook Ads para llegar a más público.
  5. No olvides actualizar tu tienda con los nuevos productos, eliminar los descatalogados y utilizar tu legión de fans para promocionar todo lo que desees. Sobre todo si eliges el método de pago “en otra web”, has de procurar no mantener inconsistencias entre inventarios.

Con estos consejos ya puedes crear tu propia tienda en Facebook y mejorar tus ventas globales.


Tags: