touch-screen-1023966_640

Cuando nos planteamos crear un negocio online y empezar a crear contenidos de calidad para darnos a conocer, posicionar nuestra web y conseguir conversiones, más clientes y más ventas, tendemos a pensar que hay que compartir esos contenidos en cuantos más canales y redes sociales, mejor. Esto puede ser cierto para algunos casos, pero hoy en día la distribución de contenidos ha cambiado con respecto a meses o años anteriores. Hoy ya no tiene sentido saturar las redes sociales con nuestros contenidos, sino que es mejor variar la estrategia y optimizar “el tiro”.

Hay que evolucionar junto con las redes y las audiencias

Hoy vivimos una época de saturación informativa: ahí fuera existe demasiada información. No solo demasiada información en cuanto a la cantidad, sino que existe mucha información de mucha calidad junto a una cantidad igual o mayor de información de escasa o nula calidad.

Además, las fórmulas utilizadas para captar visitantes por lo general son idénticas, están muy vistas, no sorprenden a nadie y, al final del día, cansan a los potenciales clientes. Es cierto que existen técnicas para mejorar la tasa de click sin recurrir a trucos, y otras herramientas enfocadas en mejorar el tráfico de la web, pero en general nos encontramos una jungla ahí fuera.

En el caso de Twitter hemos de considerar también el tema de las conversiones: ¿cuántos clicks se hacen sobre un enlace colocado en un tweet? ¿Cuántos en las publicaciones que se suben a Facebook? Cada vez son menos por múltiples razones entre las que destaca la ya mencionada saturación. La idea para alcanzar a más gente es diferente a la de publicar varias veces al día el mismo tweet: hay que ir más allá y combinar dos técnicas.

Paid Search

Lo vimos la semana pasada, el paid search es una de las técnicas de captación de clientes más efectivas hoy. Estrictamente hablando no estamos tratando una técnica para mejorar la distribución de contenidos de manera directa, pero sí es una forma efectiva para aumentar el alcance de nuestras publicaciones en las redes sociales y aumentar la comunidad de seguidores en nuestros perfiles sociales.

Esto incrementa las probabilidades de que un contenido sea compartido sin tener que compartirlo nosotros de manera explícita: cuantos más seguidores, más probable es que compartan nuestro contenido; si además creamos contenidos atractivos y bien diseñados estaremos contribuyendo a nuestro crecimiento.

En todo caso, lo que hemos de pensar es en qué fase de creación estamos. ¿Estamos desarrollando la tienda desde el principio? ¿Ya tenemos una comunidad razonable, con un buen nivel de conversión?

Dependiendo de la fase en la que nos encontremos necesitaremos una u otra estrategia, pues en el inicio es más fácil utilizar las redes sociales para aumentar el alcance, pero en la siguiente fase nos conviene más potenciar las conversiones de nuestra comunidad, y aunque la promoción siempre hay que tenerla presente, debemos regular al porcentaje de tiempo (y dinero) dedicado a ella.


Tags: