MyPetit es la propuesta de una madre, que se dio cuenta de que “los regalos para los recién nacidos pocas veces resultan realmente prácticos para sus padres”. A partir de esta idea se creó MyPetit, con el objetivo de “ofrecer a la gente la posibilidad de hacer un regalo útil y que agradecerá toda la familia, pues intenta cubrir muchas de las necesidades imprevistas a las que se enfrentan los nuevos padres: dosificadores, termos, batidoras, baberos desechables, papilleros y mucho más…”, nos cuentan sus responsables. Todo ello es presentado en atractivas y cuidadas cestas, que resultarán un acierto seguro.

Además de esos artículos prácticos y de primera necesidad, existe la posibilidad de incluir otro tipo de productos, como una silla o un caballito de madera, que son personalizados con el nombre del bebé y los colores que el cliente elija. “El precio del regalo varía en función del tamaño de la cesta y la combinación de productos que desee incluir en ella”, puntualizan.

En todas las cestas se añade, además, un detalle para la madre, el hermano o hermana, si lo tuviera, “y el padre, el gran olvidado, porque en ese momento, todos deben sentirse protagonistas”, nos aseguran. “Con la ayuda del Desafío SEUR, el regalo se entregaría en perfectas condiciones y a tiempo en el lugar que se elija, ya sea el hospital o el domicilio de los recién estrenados padres”, finalizan.

Se trata de un negocio que nace en el entorno digital y está concebido para ofrecer facilidades a la hora de realizar un regalo útil y diferente en un momento tan especial como es el nacimiento de un hijo. El producto goza de grandes ventajas de accesibilidad y resulta sumamente sencillo, pues, a partir de la página web se puede elegir y encargar el regalo personalizado, pudiendo además beneficiarse de todos las ventajas del comercio electrónico.

Ahora ya no hay excusa para que toda la familia (y no sólo los peques) tengan su regalo en casa.


Tags: