La homepage, página de inicio o página home es, por así decirlo, la tarjeta de visita de tu empresa. Una buena homepage consigue conectar inmediatamente con tus clientes presentes y futuros, y por eso es tan importante disponer de la mejor posible de acuerdo con tus objetivos y tu público.Toma nota de estos consejos para mejorar tu página de inicio y conectar con tus clientes.

Haz los deberes

La primera misión de la homepage es hablar el idioma de tus clientes y que ellos vean que sus necesidades serán cubiertas. Si los clientes llegan y no entienden de qué hablamos, qué ofrecemos o qué vendemos, se marcharán. Les llevará unos pocos segundos decidir si se marchan de la página o se quedan. Por lo tanto es vital estudiar bien a nuestra audiencia y dar con el mensaje, tono y lenguaje apropiados, incluyendo el diseño gráfico y la disposición de los elementos.

En la brevedad y la claridad está la virtud

El mejor lenguaje a la hora de redactar un copy para tu homepage es el breve y claro. No significa que haya que disponer poco texto, sino que ese texto ha de ir al grano, sin adornos y sin elementos redundantes. Tan simple (y tan laborioso) como decir lo que queremos transmitir, sin más. Lo que realmente importa es que tu página proporcione la información suficiente para que los visitantes se convenzan y pasen a la acción.

Incluye la voz activa en tu CTA

Debes decir a tus clientes qué les espera una vez que hagan clic en el botón, en el Call to action. Voces como “Clic aquí”, o “Haz clic” no dicen, en realidad, nada acerca de lo que nos vamos a encontrar al otro lado. No convencen. Sin embargo, hay otros ejemplos que sí incitan porque informan acerca de lo que hay tras el clic: “Prueba la demo”; “Explora X”, donde X es el producto o servicio; “Aprende SEO”… Todos estos mensajes dejan claro que tras la acción, llega la información que estaban buscando.

¿De verdad eres el mejor en lo que ofreces?

No nos entendamos mal: por supuesto, eres bueno en lo que haces y tu empresa cumple con los más altos estándares de calidad. Sin embargo, utilizar ciertas expresiones en una homepage reduce la credibilidad desde el punto de vista del cliente. ¿Cocinas los mejores platos de la ciudad? ¿Desarrollas la mejor solución ofimática? Quizás sí, pero todo el mundo afirmará lo mismo, por tanto, ¿cómo nos diferenciamos? Si vendes “menús de tupper” puede que a tus clientes les interese más algo como “Cada semana un menú diferente y saludable”; si te dedicas a soluciones de ofimática, trata de expresar qué haces tú que es perfecto para ellos y que resolverá sus problemas.

Todo lo que hagamos en nuestra homepage ha de tener como objetivo transmitir a los potenciales clientes que nosotros tenemos aquello que están buscando. Sin medias tintas, sin ambigüedades, sin exagerar, y que lo pueden encontrar de manera clara, en poco tiempo.

Vía | Kissmetrics


Tags: