office-625893_640

Sin lugar a dudas, una de las principales bazas de los negocios online para crecer en 2016 es mejorar en la adquisición de clientes. Y no es porque no lo estén haciendo bien, sino porque a lo mejor no están utilizando las mejores técnicas para hacerlo. Intentar conseguir cada vez más clientes es algo fundamental, una de esas cosas que hemos de tener siempre presentes para mejorar el negocio: a más clientes, más ventas. Lógico, ¿verdad? Pues bien, ¿cómo podemos encontrar y adquirir  más clientes?

Es un proceso complicado. Tenemos muchas herramientas para alcanzar a nuestro público objetivo, y ese precisamente es nuestro primer paso: alcanzar a cuanto más público, mejor. Una vez conseguido esto es cuestión de tocar las teclas adecuadas para efectuar las conversiones. El proceso completo sería lo que entendemos por adquisición de clientes: alcanzamos mucho público objetivo y mediante ciertas técnicas convertimos parte de ese público en clientes efectivos.

Paid Search, anuncios, tráfico de pago…

Una de las maneras más sencillas y rápidas de obtener más alcance, de llegar a más clientes potenciales, es mediante las plataformas de Paid Search, que básicamente son las que, mediante pago previo, nos permiten alcanzar público al que antes no llegábamos (o mejor dicho, un público al que tardaríamos más en llegar). No hay que confundir esto con prácticas fraudulentas como comprar seguidores en las redes sociales. Mediante Paid Search estaremos “comprando” un lugar más visible en el “escaparate”, si podemos utilizar este símil.

Ejemplos de plataformas de Paid Search son Facebook Ads, los Promoted Tweets, y Google Shopping en mayor medida que otras soluciones más antiguas como AdWords, que ya no rinde tan bien.

Las redes sociales, un buen lugar para hacer negocio

A pesar de que cada negocio debe estudiar, en su caso, si merece la pena o no estar en las redes sociales, crear un perfil y mantener actividad, lo cierto es que ese terreno es muy fértil en cuanto a público. Cada vez más personas tienen cuentas en las redes sociales, y no solo hablamos de early adopters o de perfiles muy especializados, sino de clientes potenciales, personas “normales” (en el mejor sentido de la palabra) que pueden querer comprar, seguir una marca o una tienda, recomendar productos y servicios.

Esto, y las novedades orientadas a ecommerce como los botones de compra integrados, suponen un aliciente fundamental para los negocios que no se debe dejar pasar.