shopping-hero

Google Shopping es una funcionalidad de Google para tiendas online, en el sentido que permite incluir en los resultados de búsqueda las ‘fichas’ del producto en cuestión. Por lo que podríamos definir a Google Shopping como el buscador de tiendas online, sin que ello signifique que nuestros esfuerzos SEO no sirvan para salir en las páginas de búsqueda generales.

El funcionamiento de Google Shopping es similar al de los anuncios, en cuanto a que un click en el resultado que lleva a nuestra tienda tiene un coste. Ese coste se rentabiliza a través de la compra, que ya es cosa nuestra y que tiene más que ver con el diseño y la navegación del ecommerce que con otra cosa.

Cómo empezar con Google Shopping

La razón de utilizar AdWords es que el conjunto funcionará mediante CPC (Coste Por Click), de forma que solo pagaremos cuando Google lleve un usuario a nuestra web.

Para utilizar Google Shopping hay que cumplir con unos requisitos y abrir una serie de cuentas relacionadas con la actividad que vamos a realizar. El primer requisito, por tanto, es configurar las cuentas de Google Merchant Center y Google AdWords, y además interconectarlas.

Google Merchant Center es un sitio al que podemos subir los datos de tienda y producto, para de esta forma disponer de una ‘base de datos’ de nuestro negocio en Google. Estos datos, combinados con Google AdWords, configuran nuestra presencia en Google Shopping.

Además de todo esto, es necesario crear el feed de productos, que no es más que un listado con un formato determinado en el que se incluyen todos los productos y todos sus atributos siguiendo unas reglas específicas. Google exige una actualización de productos cada 30 días siguiendo sus formatos y normas para no dar de baja el feed. El feed de productos se envía a través del Merchant Center.

¿Me interesa utilizar Google Shopping?

Esta herramienta otorga mucha visibilidad y, a la vez, tiene una conversión mayor que las búsquedas tradicionales. Esto es así debido a que los resultados de Google Shopping se muestran en las páginas de resultados usuales, pero están destacados, de manera que el cliente o posible comprador tiene una referencia visual muy clara de que está viendo productos a la venta, que no necesita buscar una tienda online.

shopping

Las fichas que el comprador ve muestran fotografía, título (que coincidirá en su mayoría con lo que ha buscado), la tienda que lo vende y el precio. Se estima que la conversión duplica, aproximadamente, la conversión de una campaña de anuncios estándar, aunque lógicamente existen otros factores determinantes para terminar de cerrar la venta.

En resumen, Google Shopping es una herramienta interesante y vale la pena tenerla en consideración a la hora de planificar nuestra estrategia de ventas y nuestra promoción. Eso sí, el mejor consejo a tener en cuenta es tratar de satisfacer a Google al máximo, si es que nos interesa tanto utilizar el servicio, trabajando muy bien el feed de producto y dando cuanta más información, mejor.

En el Blog de SEUR | Cómo los cambios en Google Shopping han afectado a los resultados de las búsquedas

 


Tags: