Comprar en función de ofertas a contrarreloj se ha convertido en uno de los fenómenos con más tirón del e-commerce . El e-comprador busca el precio en Internet como valor diferencial para realizar la compra y, en respuesta a esta necesidad low cost, son cada vez más los portales que cumplen la ley de oferta y demanda con una caducidad efímera.

Las ventas flash suponen ya uno de los negocios más vivos de la red. Y ya no es solo que, según el último estudio de IAB Spain y Elogia, representen a un 26% de los usuarios de Internet. Es que, además, suponen compradores activos y fieles que ya cuentan con un perfil definido.

Conocerlos pasa por ser un aliado único para cualquier e-commerce que se precie y quiera estar en el mercado de tendencias de las compras en la red o adaptarse a un universo de posibilidades a contrarreloj. Es importante saber que, además, suponen usuarios fidelizados para este tipo de compras rápidas basadas en la oportunidad del precio. Según el estudio, el usuario de ventas flash realiza al menos una transacción al mes por un valor medio estimado de 72 euros. Pero, más allá de su hábito de compra, es importante saber el nivel de interés hacia las ofertas, teniendo en cuenta que al menos en 3,5 ocasiones de media visita algún portal para informarse de las novedades.

Y si son fieles a la hora de comprar, también lo son a la hora de buscar: IAB Spain y Elogia pone sobre la mesa que la mayoría de ellos oscila entre dos plataformas de ventas online generales y entre una o dos para e-commerce especializados. Algo que supone una ventaja para aquellos que, sin competencia, inician una andadura en el e-commerce de carácter flash. El conocimiento del usuario hará que, una vez lo conozca, repita en su compra. Curioso es saber que, según el panel estudiado, tan solo un 29% de los usuarios se cataloga como “Experto” (es decir: conocedores de un amplio número de webs existentes y cautos a la hora de aprovechar las ofertas) mientras que el perfil de “Principiante” (más de un 40% y poco conocimiento de portales de estas características) supone el grueso de los usuarios.

Moda y accesorios revalidan su peso como principales compras de la red también en las ventas flash, con una inclinación por parte del que compra por las plataformas electrónicas tipo outlet. Le siguen de cerca viajes, entradas para eventos y ofertas gastronómicas, aunque para este tipo de compras los usuarios se inclinan más por páginas de compra colectiva o especializados en ocio. Y, nuevamente, el que más suena y mejor es el que pasa por sitios que generan más confianza: un factor que, todavía hoy, es definitivo para que el usuario se decante o no por realizar una compra.

Foto | freefotouk


Tags: