instagram

Los desarrolladores de las diferentes redes sociales están trabajando duro para mejorar sus servicios. Twitter estrena botones cada cierto tiempo, Snapchat se extiende hacia públicos más profesionales e Instagram introduce poco a poco un botón de contacto del que las empresas pueden sacar mucho jugo. De momento parece ser que tan solo funciona en los EE.UU. y que se introducirá progresivamente en otros países, pero es seguro que este botón será global a final de año.

Las redes sociales apuestan por ser un canal de contacto y atención al cliente

Las redes sociales, y en particular Twitter en sus inicios, se postularon muy pronto como un canal perfecto para practicar la “escucha”, ya que cada vez más porcentaje de clientes, usuarios o fans de las marcas, están en las redes sociales. Como sabemos, cada una de ellas se acomoda a un tipo de público específico, y por eso tiene sentido que las marcas con gran presencia y masa de seguidores en Instagram, dispongan de un botón de contacto privado para ellos.

En realidad, ese botón de contacto lo que hace es desplegar opciones para los usuarios, ya sea llamando a un número de teléfono (el del call center, normalmente), o enviando un email. Es decir, el canal de contacto es el mismo que ya tiene la empresa o negocio, pero se accede a él de manera natural a través de Instagram.

Es una buena práctica para las empresas, porque permite a los usuarios resolver sus cuestiones sin salir de Instagram, y aclara rápidamente dónde y cómo contactar. Lo único que debemos tener en cuenta es que detrás de esos contactos no debe haber un robot: la atención al cliente debería ser personalizada y completa.

Cómo colocar el botón de contacto en Instagram (para cuando esté disponible en España)

El procedimiento es sencillo. Tened en cuenta que esta opción no está disponible aun en España, aunque pronto lo estará. Este es el proceso:

  1. Accede a tu cuenta de Instagram y busca las opciones de configuración, y bajamos al apartado “Cuenta”.
  2. Cambia la cuenta de tipo de perfil: de personal pasamos al perfil de empresa.
  3. Debemos tener asociada una página de Facebook, es obligatorio y no negociable.
  4. Una vez cambiado el perfil, añadimos los datos de contacto como teléfono, email o dirección física. Eso sí, hemos de tener en cuenta que lo que esté asociado al botón de contacto será 100% público, así que debemos tener cuidado.

Vía | Digiday


Tags: