office-625893_640

Seguro que a estas alturas, ya habrás visto o pasado por mil artículos relacionados con el tema del SEO, o más bien cómo mejorar el posicionamiento mediante diferentes técnicas (todas lícitas) relacionadas con los contenidos o con la propia programación de la página en cuestión, ya sea un blog, una tienda online o cualquier página web usual.

Las técnicas SEO on page se refieren a eso, a todo lo que podemos hacer en nuestra página web para ser más amigables con Google (u otros buscadores). En otras palabras, es una manera de adecuar la página y sus contenidos a las reglas de estilo del buscador, a las reglas que se supone optimizan realmente la página para encajar en los algoritmos. Y el contenido es una de las grandes bazas en este SEO on page.

Esta guía que referenciamos (porque en ella se extienden mucho más las explicaciones) es una gran guía para tener claro qué es importante y qué no lo es tanto en el SEO on page. Esto es importante porque no es lo mismo centrar esfuerzos en lo realmente importante, que tratar de optimizarlo todo para conseguir los mejores resultados.

Este es el resumen (si quieres ampliar información sigue el enlace anterior):

  1. Hay que tener un buen diseño de la arquitectura de la información: en otras palabras, cada producto de nuestra tienda debe tener asociada una sola categoría y no más de una, ni tampoco debe haber más de una página (con URL diferente) que apunte a una ficha.
  2. Tener clara la jerarquía de los títulos de página: esto se refiere a las diferentes etiquetas de título de página, de las que se suelen utilizar 3 en la mayoría de casos (H1, H2 y H3), pero que pueden utilizarse hasta cualquier nivel. Para entendernos, cada página HTML debe tener una sola etiqueta H1; el resto pueden utilizarse más veces, aunque se suele reservar las H2 para subtítulos en medio de la página y las H3 para subapartados.
  3. Las URL influyen mucho en el posicionamiento: cuanto más extrañas sean las URL, menos comprensibles serán para los motores de búsqueda. Si las URL incluyen palabras clave relevantes para el contenido que se describe, el posicionamiento mejora.
  4. Rich Snippets: el uso de este tipo de elementos es fundamental para mejorar el SEO por dos motivos, el primero es que a Google le sirven muy bien para entender de qué tipo de contenido se trata; el segundo es que a los usuarios, cuando ven la página de resultados de Google, esa información le salta a la vista y por tanto existe mayor probabilidad de click en dicho resultado.
  5. Página 404: es la página de error por excelencia, y también debemos cuidarla para que sirva de algo a los usuarios. De nada sirve un mensaje del estilo “No hay nada en este lugar” sin alternativas.
  6. Disponer de una buena versión móvil: adaptar la web a los móviles y dispositivos similares es fundamental porque mejora los resultados en buscadores, como ya os contamos en detalle.
  7. La velocidad de carga de la página es fundamental, pero no solo en el sentido de que nuestras páginas no pesen muchos megas, sino en el sentido de que la descarga del primer byte llegue muy rápido, y eso depende fundamentalmente de la calidad del servidor en el que alojamos el negocio: no debemos escatimar en ese aspecto.
  8. Es vital no tener contenidos duplicados.
  9. Disponer de un buen archivo Robots.txt (si no quieres aprender a hacerlo desde cero, deberás buscar un gestor de contenidos que construya un buen archivo).
  10. Sitemaps: vitales para que Google tenga una visión general de la web y su estructura de un plumazo, o en otras palabras, en él indicaremos qué queremos que visite el bot.

Vía | Semrush


Tags: