Si la primera impresión es importante, recibiendo un pedido el packaging es clave. En los últimos años, con el auge del ecommerce, la importancia del embalaje no ha hecho más que crecer.

En este sentido han ido surgiendo empresas especializadas en la materia que han conseguido aportar diferentes soluciones adaptadas a las necesidades de los clientes, tanto de empresas como de particulares.

Una de ellas es la empresa ilicitana Cajeando, dedicada a comercializar envases de cartón y otros productos relacionados con el mundo del embalaje a través de su portal online cajeando.com.

El nacimiento de Cajeando

Tal y como nos recuerdan desde Cajeando, las cajas de cartón para embalaje “siempre han sido un tipo de envase revolucionario de todos los que podemos encontrar hoy en el mercado”. Se trata de un tipo de producto que ha ido evolucionando en función de las necesidades de los usuarios y los mercados, dependiendo del sector de cada negocio y que “se han convertido en indispensables para el transporte y protección de otros productos”.

Cajeando surge en el año 2015 cuando el ecommerce experimenta un auge en compras. El motivo principal que encuentran tras su nacimiento es la necesidad de que el producto “llegue en perfectas condiciones al cliente final”. Así pues, la empresa ilicitana cuenta con el aval y la experiencia de empresas proveedoras dedicadas a la fabricación y comercialización propia de embalajes desde hace más de tres décadas, asegurando una gran calidad de sus productos y unos precios muy competitivos.

“Personalizar tu embalaje siempre es buena opciones si eres una marca”

No pocas veces nos hemos preguntado hasta qué punto es importante esa primera impresión del embalaje para las marcas. Pues bien, en Cajeando tienen claro que el embalaje “es una de las partes más importantes en los que una empresa, tanto ecommerce como tradicional, ha de centrarse cuando desea enviar su producto”. El cliente que recibe ese pedido considera “primordial” que no haya recibido rasguños o imperfecciones. Por ello, un embalaje resistente y fuerte provocará una mayor satisfacción.

“Además, personalizar tu embalaje siempre es una buena opción si eres una marca y deseas que el cliente vea en tu empresa una gran profesionalidad”, añaden desde Cajeando. Aportar este valor añadido es fundamental para esta empresa puesto que, como aseguran, “de nada sirve ofrecer una extensa variedad de formatos si, a la hora del transporte, las cajas no consiguen resistir el viaje o el paso del tiempo”. Por ello, Cajeando apuesta por cajas construidas con materiales de calidad en las que se pueda introducir cualquier contenido, “incluso cosas pesadas aunque siempre con precaución”. Este packing contribuye a ofrecer la “tranquilidad y la confianza que el pedido llegará al cliente final sin ningún tipo de problema”.

Ploter cortando una caja a medida

¿Cuál es el mayor reto para Cajeando?

Nos surge la duda de cuál es el mayor reto al que se habrán enfrentado en la empresa ilicitana, y nos confiesan que ha sido, precisamente, ese: la posibilidad de fabricar cajas a medida e, incluso, personalizarlas e imprimirlas con los diseños que desee el cliente. Cajeando como tal, dispone de un stock superior a 500.000 cajas en más de 500 medidas diferentes, siendo sus principales productos cajas de tipo B1 (americanas o de cuatro solapas). Sin embargo, se enfrentaron al reto de la fabricación a medida años después de su nacimiento, en 2016. Eso sí, nos confiesan que esta novedad provocó un impulso en su facturación.

Esta posibilidad de fabricación a medida les incentiva a seguir fabricando nuevos modelos de cajas de cartón y embalaje. Sin embargo, disponen de un espacio donde ofrecen una gama completa de los diferentes estuches y cajas especiales que más se buscan para promociones, como son las cajas jamoneras, las de botellas o la caja armario, etc. Por otro lado, ofrecen facilidades a todos los usuarios, como puede ser, la creación de packs de cajas para mudanza.

Las cajas de cartón, una apuesta por la sostenibilidad

En una aproximación al ámbito de la sostenibilidad, el cartón es un producto que está considerado uno de los más ecológicos que hay en el mercado debido a su composición y por ser biodegradable. Un embalaje o caja de cartón ondulado debe tener una suficiente calidad para garantizar la protección de los productos que contiene, protegiéndolos para que lleguen en perfecto estado a su destino. Debe cuidar su estética y ser un medio de transporte económico y ecológico.

En Cajeando cuentan con la Certificación FSC®, (certificado SGSCH-COC-060225), la cual les permite fabricar y vender cartón, en planchas y bobinas con papeles FSC® Mix y FSC® Recycled, por el sistema de transferencia, con una Declaración FSC® de productos de salida de FSC® Recycled 100% y FSC® Mixto x% / FSC® Mixto Crédito.

Este programa de gestión, uno de los más importantes del mundo, acredita que todos sus productos cumplen con las exigentes normativas que garantizan el uso respetable de los recursos forestales destinados a pasta de papel. “Nuestra empresa está concienciada socialmente en cuanto al uso del plástico se refiere, tanto que nuestros productos (los que enviamos a nuestro cliente final) van protegidos y embalados a su vez dentro de cajas de cartón, evitando así el uso de plástico”, confirman desde Cajeando al respecto.

¿Qué tenemos en común SEUR y Cajeando?

A nivel interno, están convencidos de que “el compromiso social y la política de RSC de Cajeando favorece a que ambas empresas (tanto SEUR como Cajeando) actuemos en sinergia favoreciendo un comportamiento social responsable“.

Una de las características que, según ellos, distingue a SEUR  es “la entrega en 24/48h laborales que, a su vez, se potencia con el sistema ‘just in time‘ de Cajeando centrado en la fabricación y distribución intensiva”. Este es el motivo principal por que dicen “estar encantados” de trabajar con SEUR. Y reiteran al respecto: “Gracias a este sistema, el producto siempre está disponible de forma inmediata y con un nivel de calidad constante”, lo que les permite cumplir con las entregas urgentes, disponer de un stock de seguridad permanente y situar al cliente final en el centro de su rama de procesos.


Tags: