ecommerce-1738156_640

Ya que el móvil está triunfando claramente sobre las versiones más “de sobremesa” para búsquedas, compras y relaciones entre clientes y empresas, sería bueno explorar qué opciones de diseño tenemos disponibles a la hora de crear nuestro servicio, ya sea en forma de página web, eCommerce o una aplicación para descargar. ¿Cuáles son las tendencias y las mejores opciones?

El móvil manda: centra tus esfuerzos en un gran diseño y experiencia de usuario

En primer lugar, el smartphone es el nuevo rey y en los próximos meses y años será tan relevante en cuanto a búsquedas y ventas que los demás dispositivos casi mantendrán una posición vestigial. El smartphone ha adelantado ya en números a las tablets, y ya sabemos que en lo que se refiere a ordenadores de sobremesa también va por delante.

Ya que en el futuro cercano la mayoría de las oportunidades vendrán del smartphone, el diseño ha de ser el adecuado. No solo hablamos de optimizar la versión móvil “según Google”, sino más bien hablamos de optimizar la experiencia del usuario que compra a través del smartphone. El diseño debe ser fluido, a la vez que accesible e intuitivo. Además, un checkout rápido, fiable y sencillo se hace obligatorio.

e-commerce-1606962_640

¿Una página web, o una app? ¿Qué funciona mejor?

En septiembre, un estudio de comScore informaba de que el 49% de los usuarios de aplicaciones para smartphone en EE.UU. descargaba… cero aplicaciones al mes. El 51% restante descargaba una media de 3,5 apps mensuales, sí, pero un 49% de “no instalaciones” es un dato desastroso para el mercado de las aplicaciones.

Desarrollar una aplicación tiene un coste elevado en tiempo y recursos, y si la mitad de la población alcanzable no descarga apps, el esfuerzo (y coste) para promocionarlas a través de publicidad será enorme.

Una buena web tradicional, pero bien diseñada y optimizada, será mucho mejor que una aplicación que puede que se descargue muy poca gente. Una gran mayoría de consumidores compran a través de la web, no a través de apps, así que la estupenda idea de crear una gran aplicación es mejor reconvertirla en hacer una web móvil perfecta.

Pagar con el móvil es lo próximo, y ya está aquí la tecnología que lo hace posible

Pagar con el móvil significa poder comprar ropa en una tienda física y no sacar la cartera, sino pasar el smartphone por el lector adecuado y efectuar el pago. Significa también disponer de esa tecnología para pagar en un eCommerce sin tener que cambiar a la pasarela de pago, para ofrecer una experiencia fluida y cómoda al cliente.

Esto es lo que está en el futuro, mientras que hoy en día se puede pagar así casi en cualquier tienda física (nos referimos a tiendas de ropa de grandes cadenas, tiendas de tecnología,…). Debemos tener un ojo puesto en los diferentes “wallets” que van saliendo al mercado, con sus pros y sus contras, y en el momento en que sea posible, adoptar uno e integrarlo en la experiencia de nuestro negocio.


Tags: