Tendencias para el e-commerce en 2013
A punto de cerrar el año, no solo toca hacer balance de este ejercicio sino, de paso, no perder de vista hacia dónde irá el mercado del e-commerce en 2013. El crecimiento del comercio electrónico es un hecho imparable: según un estudio de Forrester, crecerá todavía un 20% en los últimos años. Y, para buenos datos, nada como echarle un ojo a los resultados de 2011: el volumen de negocio que alcanzó el comercio electrónico rozó los 11.000 millones de euros. Nada menos que el 2,2% del PIB de España. Un dato más que positivo para el que, también, hay que contribuir adaptándose.

Conocer las tendencias del mercado es, precisamente, la mejor manera de hacer que nuestro e-commerce continúe creciendo. El punto de referencia: llegar al nivel de Gran Bretaña. Un país en el que el comercio con “e” supone el 8% del PIB.

Está claro que queda por andar hasta llegar a ese porcentaje. Y, precisamente, escuchar hacia dónde evoluciona el mercado es clave. Por ejemplo, es importante tener en cuenta que los smartphone se han convertido en una herramienta vital para la venta electrónica. Y no solo eso, sino que, además, tienen visos de ganar todavía más importancia. Actualmente, hay 2.500 millones de usuarios de teléfonos móviles en el mundo según Adigital. Aunque China e India encabezan el crecimiento de este tipo de dispositivos (suman entre ambos países la friolera del 27% de abonados del mundo), los datos de España suponen un buen augurio. Nuestro país representa algo más de 8% de los usuarios a nivel global. Un dato curioso si tenemos en cuenta que el gigante americano, Estados Unidos, representa el 9%. Según la consultora Gardnert, en 2015 habrá 7.000 millones de personas en el mundo con móviles de los que la mayoría serán teléfonos con conexión a Internet.

Pero no todo pasa por concentrar esfuerzos en el smartphone. Este 2013 será, además, la batalla contra el RO-PO. Esa costumbre del consumidor español de mirar en Internet y efectuar su compra en el mundo físico supone, según datos presentados en el European Ecommerce Conference (EEC12), un volumen de 38.000 millones de euros. Algo en lo que la utilización de vídeo como experiencia de usuario y de producto, una de las tendencias que se imponen para el próximo año, puede ser definitiva. Generar cercanía gracias a ellos y vida en nuestro e-commerce es tan importante como no desatender el fenómeno ya implantado de las redes sociales. Aunque todavía no suponen un porcentaje muy elevado de las compras online, buscar modelos de venta y usarlas para optimizar nuestros recursos es decisivo para desmarcarse en la red.

Ofrecer un producto o servicio que aproveche un nicho de mercado es otra de las tendencias determinantes. Competir con los gigantes del online es una ardua batalla, pero aprovechar los vacíos comerciales de la red supone el comienzo de un caso de éxito. Además, según Adigital, es importante fomentar la experiencia de compra de usuario como parte fundamental del producto en sí. Un buen punto de partida para fidelizar al consumidor y ganar enteros en otro objetivo primordial: ser recomendado y convertir a nuestro comprador en prescriptor.

Y, por supuesto, este próximo año estará marcado por los BigData. Un aliado único de análisis de datos que pueden ayudar a responder a la pregunta del millón: ¿qué busca el consumidor? Aunque en nuestro país todavía está implantándose, esta tendencia puede convertirse en un aliado del e-commerce: aumentar el conocimiento de usuario, de pautas de compra o de intereses como canal para ofrecer productos a medida de las necesidades.

 


Tags: