Si hablamos de posicionamiento en buscadores, el nicho en el que se encuentra nuestro producto o servicio es de vital importancia para diseñar la mejor estrategia posible, esa que nos aporte más visitas con menos inversión. En pocas palabras, los nichos más populares son los que más competencia presentan, y por tanto son los que nos van a costar más caros a la hora de conseguir posicionar. Por contra, los nichos poco convencionales son los que menor competencia tienen por términos de búsqueda, y en la mayor parte de los casos son nichos en los que podremos obtener buenos resultados con escasa inversión.

Existen infinidad de nichos poco convencionales, muchos más que nichos populares. Pensemos en alguien que fabrique jaulas para pájaros de forma artesanal, cesteros, o personas que restauran cierto tipo de muebles (poco comunes, incluso), o quien venda un producto desconocido para la mayoría de la gente, salvo para un escaso grupo de personas que lo valoran en consecuencia. En esos casos, lo primero que podemos pensar es que “no hay mercado”, pero es posible que sí lo haya, ¡y sea muy rentable!

Conoce a la audiencia y tu mercado potencial

No descubriremos nada al decir que debemos hacer un estudio de mercado y de viabilidad. Eso sí, como nuestro público potencial debería ser escaso en comparación con otros nichos, nos conviene atinar mejor que nunca con aspectos tales como los hábitos de búsqueda, las necesidades y las preferencias en cuanto a descubrimiento de contenidos de esas personas que, finalmente, nos comprarán. El consejo clave en este punto es que no nos va a servir, por regla general, lo que funciona en otros nichos más populares.

artisan-895670_640

En estos casos debemos apostar por los términos de búsqueda long-tail, es decir, los más elaborados y más concretos. Los avances en búsqueda contextual hacen que los términos de búsqueda más complejos sean de gran importancia en los nichos más estrechos. No debemos preocuparnos, además, de alcanzar a la mayor cantidad de audiencia posible (básicamente porque será muy escasa en términos generales), sino que deberíamos priorizar la relevancia de los términos de búsqueda.

Para entender cómo se puede sacar mucho partido a las búsquedas long-tail (por ejemplo, “escritorios esquineros a medida en Cuenca”, que es una búsqueda muy específica, frente a “mesas de oficina”, mucho más genérica, os recomendamos este estupendo artículo de Ciudadano2.0.

Consigue enlaces entrantes para tu web

Es la piedra filosofal para conseguir un posicionamiento sólido y a prueba de cambios en el algoritmo de Google. Si se hace bien, los enlaces conseguidos valen su peso en oro; si se hace mal, perderán su valor enseguida. Para conseguir buenos enlaces hemos de encontrar publicaciones que tengan parte de su target en común con nosotros, de manera que podamos escribir contenidos de calidad que encajen con ellos, pero que a la vez sean relevantes para nuestro nicho.

Sea como sea, debemos centrarnos en el contenido de gran calidad, y sobre todo “perenne”, es decir, atemporal y que tenga la misma validez hoy que dentro de un año. De esta manera, el contenido será valioso para la publicación que nos acoge, y también será valioso por el enlace que incluimos en él, hacia nuestro eCommerce o nuestra web.

Otro punto crucial es crear una comunidad sólida en tu página (un blog asociado al eCommerce, por ejemplo), y utilizar las redes sociales para aumentar el alcance más allá de tu target ideal. Es bueno abrirnos un poco a otros targets que tengan algo en común con el nuestro, de manera que podamos crear contenidos más mainstream que llamen su atención sobre lo que, en el fondo, es nuestro tema.


Tags: