Paco Sedano es historia viva de la LNFS y ya es una leyenda del FC Barcelona Lassa. El dorsal número 28 que lucía ‘El Santo’ de Móstoles se convirtió el pasado 27 de octubre en la primera camiseta de la sección de Fútbol Sala que retiraba el club azulgrana. De esta forma, el madrileño se une a una larga lista de jugadores legendarios de las secciones polideportivas barcelonistas y ya son 12 las camisetas retiradas.

En las 11 temporadas que estuvo en el Barça, Paco Sedano logró 22 títulos que lo convierten también en el jugador más laureado de la sección. El ’28’ del madrileño ya luce con toda justicia en lo más alto del Palau Blaugrana al lado de dos jugadores de balonmano. El ‘2’ de Óscar Grau (actual CEO del club) y el ‘4’ de Xavi O’Callaghan (ahora Director de la Oficina del club en Nueva York). Y junto a ellos, el mítico ’15’ de Epi y otros ilustres de la ACB como el ‘4’ de Andrés Jiménez, el ‘7’ de Nacho Solozabal y el ’12’ de Roberto Dueñas.

Una manera de homenajear a leyendas vivas del barcelonismo que se convierten en eternas tras la retirada de su dorsal. Una tradición que comenzó con Joan Sagalés en 1991. Siendo el balonmano, la sección con más elásticas retiradas, hasta 6. Ahora, el Fútbol Sala por fin empata con el hockey, que tan solo había sido retirado el ’21’ de Alberto Borregán que actualmente trabaja en el Departamento de Operaciones del Palau. La 13ª camiseta será la de Juan Carlos Navarro el próximo 25 de noviembre coincidiendo con la visita del Real Madrid.

Con el Barça Lassa se ha proclamado campeón de la LNFS en tres ocasiones, ganó 2 UEFA Futsal Cup, 3 Copas de España, 5 Copas del Rey, 1 Supercopa de España y 8 Copas de Catalunya. Todos estos títulos, junto al Mundial  (2004) y los Europeos (2005 y 2016) con la selección, le han llevado a lo más alto, a la cima del fútbol sala, que le ha reconocido como el mejor guardameta del mundo en 2017 y cinco veces mejor portero de la Liga Nacional de Fútbol Sala (2012-13, 2013-2014, 2015-16, 2016-17 y 2017-2018).

Este es un dato crucial para entender la grandeza de Paco Sedano. Tres temporadas seguidas siendo el mejor portero. Marcando las diferencias. Siendo un jugador determinante. Un factor desequilibrante. Se retiró en lo más alto de su carrera. Nadie le enseñó la puerta de salida del Palau. Con 38 años, luciendo el brazalete de capitán del Barça Lassa y con dos años más de contrato, el mostoleño anunciaba su adiós a las pistas el pasado 13 de junio. No fue una lesión, ni siquiera la edad, fue algo más importante: el amor de un padre por su hija. Paula -que nació precisamente un 28 de mayo de 2006- era el principal motivo para despedirse de la Ciudad Condal, renunciar a todo y regresar a Móstoles.

Con la naturalidad y frialdad que la caracterizaba bajo palos, Paco Sedano -en plena disputa de la Final de Liga- convocó a los medios de comunicación para anunciar “la decisión más difícil que he tomado en mi vida, me ha llevado dos meses”. El portero mostoleño portaba un argumento irrefutable “Es muy sencillo, mi hija de 12 años vive en Madrid, también mi pareja y ha llegado el momento de volver a casa, cualquiera que sea padre lo entenderá, ahora empieza el instituto y quiero estar a su lado, no puedo estar aquí y tener la cabeza cerca de mi hija”.

La misma naturalidad con la que les comunicó a sus amigos en 2007 –después de un paseo en bici- que le acababa de llamar Marc Carmona para ficharle. Era el jugador franquicia del Móstoles y aquel Barça era un proyecto a medio-largo plazo para dominar en la LNFS, pero como él dijo tras rechazar una oferta para renovar por el club de su ciudad: “No se le puede decir que no al mejor club del mundo”. Y eso que los comienzos no fueron fáciles. A la sombra de Cristian Domínguez, otro madrileño que gozaba de la etiqueta de titular frente a Paco Sedano.

 

La ambición por lograr la titularidad. La urgencia de lograr títulos. La incertidumbre de renovar sus contratos. El reto de hacer historia. El objetivo de ser leyenda. Todo le convirtió en un jugador más fuerte física y mentalmente. En un portero infranqueable. Una pesadilla inexpugnable para sus rivales. Una garantía para sus compañeros. Tras 11 temporadas de máxima exigencia, llegó al final mejor preparado rozando la cuarentena que cuando con 18 años brilló en el Coslada de Juan Pinés y Tino de la Cruz le reclutó para que fichase por el equipo de su ciudad, donde su hermano Kikillo le había inoculado un virus llamado Fútbol Sala en la Liga Municipal.

En esa transformación, hay tres momentos claves. El 5 de febrero de 2011. En la semifinal de la Copa de España de Segovia frente al anfitrión. En la tanda de penaltis, Marc Carmona recurre a Paco Sedano y el mostoleño detiene dos lanzamientos a Esquerdinha y Burrito que le dan a los azulgranas el pasa la final, en la que se imponen a ElPozo Murcia (3-2) con Cristian de titular. Es el primer título de la sección, que apaciguaba así la perentoria necesidad de estrenar su palmarés tras una millonaria inversión. Todo el mundo coincide en señalar que aquellas dos paradas de ‘El Santo’ de Móstoles fueron un punto de inflexión en la trayectoria del club.

Tres meses después, El 7 de mayo de 2011. En la primera final de la Copa del Rey. Cristian se retira lesionado a los pocos minutos de empezar el partido y es la oportunidad de Paco Sedano. Es la primera vez que el mostoleño se siente realmente protagonista con un recital de paradas antológico que desespera a Movistar Inter (4-3). Se firmaba así el final de un ciclo y el comienzo de una nueva era. El FC Barcelona Lassa se convertía en el gran dominador de la LNFS.

Un ‘Dream Team’ futsalero que necesitaba extender su hegemonía al Viejo Continente.  El 29 de abril de 2012 en el pabellón Barris Nord de Lleida, Paco Sedano realizó una exhibición frente al Dinamo de Moscú. Un choque de colosos que acabó decidiendo un titán en la portería. Indiscutible bajo palos, se muestra insaciable y logra lo impensable en 2014. Su momento de forma es tan brutal que regresa a la Selección tras ocho años de ausencia y lo hace portando el brazalete de capitán del equipo azulgrana. Amplía hasta 50 internacionalidades su currículum y suma a su palmarés un nuevo Campeonato de Europa. Siendo titular obviamente.

El pasado 4 de septiembre, la Liga Nacional de Fútbol Sala reconoció su dilatada trayectoria deportiva a Paco Sedano, capitán y emblema del Barça Lassa, así como a Javi Eseverri, reconocido y contrastado jugador del CA Osasuna Magna. Ambos, se sintieron muy agradecidos al presidente de la LNFS, Javier Lozano, por este reconocimiento: “Ha sido un placer poder disfrutar de este deporte. Jamás vamos a olvidar todo lo que nos ha dado el Fútbol Sala”. Dos leyendas de la LNFS. El madrileño que hizo historia en el FC Barcelona y el ‘One Club Man’ por excelencia tras 23 temporadas en el equipo navarro, 20 de ellas en Primera y colgando las botas con 40 años.

Paco Sedano junto a otras estrellas del fútbol sala

Paco Sedano junto a otras estrellas del fútbol sala

Eseverri es otro ejemplo de profesionalidad y longevidad como Paco Sedano. El de Irurtzun ha bromeado en alguna entrevista que el secreto era “la verdura y los chuletones”, pero Paco Sedano siempre tuvo claro que “para estar en lo más alto hay que estar las 24 horas del día siendo profesional. No solo vale en los entrenamientos. Tienes que exprimir tu cuerpo y tu mente al máximo. No hay otra. Si quieres estar entre los mejores tienes que cuidarte como el mejor”.

Y así lo hizo con un plan de entrenamiento específico personal en su domicilio con el que daba continuidad al trabajo diario en el Palau y un entrenamiento ‘silencioso’ totalmente espartano. Además, cabe destacar que Paco Sedano es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Barcelona y entrenador nivel II. Una formación, que unido a sus conocimientos del deporte que tanto ama, le hicieron ser el candidato perfecto para afrontar un nuevo reto en su carrera: convertirse en Secretario del Comité Nacional de Fútbol Sala en la Federación Española de Fútbol. El puesto que en la actualidad desempeña tras anunciar su retirada.

 

Paco Sedano y su familia en el homenaje al jugador

Paco Sedano y su familia en el homenaje al jugador

El pasado 27 de octubre tuvo lugar un emotivo acto de homenaje al primer jugador de la historia del Barça de fútbol sala que tiene su camiseta colgada del Palau con una afición entregada y la presencia de directivos, ex compañeros, familiares y amigos del protagonista. Con su familia como eje central y sin separarse de su hija Paula y su pareja, Silvia, el presidente Josep Maria Bartomeu y leyendas del fútbol sala azulgrana como Javi Rodríguez, Jordi Torras, Fernandao, Ari Santos y Gabriel, entre muchos otros ex compañeros rindieron un merecido tributo al portero mostoleño.

Camiseta de Paco Sedano en el Palau

Y no podía ser otra persona que su hermano mayor Kikillo, el que le enseñó el camino de la portería en las pistas de cemento de los polideportivos de Móstoles, el que retirase la lona que cubría en lo más alto del Palau la camiseta con el dorsal número 28. Una sorpresa final que redondeó una entrañable fiesta en el Palau “Ni en mis mejores sueños habría pensado una despedida así, arropado por todos. He tenido una carrera soñada, primero ocho temporadas en el Móstoles, el lugar donde nací y donde fui campeón del Mundo, y después 11 temporadas en el mejor club del Mundo, donde lo he ganado absolutamente todo. Me siento afortunado”, finalizó.


Tags: