AF ROLL UP 85X200 EFORUM

Hoy comienza una nueva edición de eShow en Barcelona. Como viene siendo habitual estaremos presentes en este Congreso ecommerce compartiendo experiencias en el espacio eForum by SEUR.

 “El e-commerce es la respuesta” enmarca las reflexiones sobre toda la cadena de valor del e-commerce y cómo esta nueva manera de desarrollar negocios se convierte en la solución para las empresas que se enfrentan a nuevos retos de expansión o son el medio nativo elegido por los emprendedores que buscar llevar a cabo su idea empresarial. También hablaremos sobre el reto de cómo mejorar la experiencia del consumidor con diferentes soluciones.

Pablo Renaud, CEO de Ebolution Ecommerce, será el moderador de estas charlas. Hemos querido mantener una conversación con él para saber su punto de vista sobre estas cuestiones y cuál es su valoración actual del sector.

–        Pablo, como experto en e-commerce, ¿cómo valoras la situación del sector en nuestro país?

El comercio electrónico está viviendo una era dorada. Con crecimientos de casi un 60% acumulado en tres años y con datos que hablan de crecimientos en torno al 25% durante 2014, estamos sin duda ante un fenómeno de enorme importancia para el país, que puede suponer una interesante vía de salida para empresas y profesionales que se encuentran estancados por la situación global de la economía.

Hemos incorporado ya al 60% de la población española al fenómeno e-commerce, un 30% de ellos incluso han comprado ya desde sus smartphones. Por tanto, aunque aún distantes del resto de mercados líderes europeos, empieza a haber una masa crítica de compradores online en España que crece además en el gasto anual y número de compras medias a ritmos muy buenos.

Con estos datos mi visión del sector es positiva. Hay muchas oportunidades para nuevos modelos de negocio, nuevos jugadores de nicho y nuevas iniciativas de e-commerce en empresas ya consolidadas en los mercados offline. El denominador común a estas oportunidades estará en la innovación; innovación para ofrecer algo nuevo a este mercado creciente, tanto en tamaño como en exigencia, que permita diferenciarse de la actual oferta.

–        Durante la jornada hablarás con emprendedores en comercio electrónico, ¿qué consejos les darías a aquellos que están empezando?

Les daría tres consejos básicos: foco, variabilización de costes y cliente-centrismo.

Foco: Es de vital importancia para la viabilidad del proyecto de e-commerce que el equipo emprendedor haga foco completo en el proyecto, pero también en sus responsabilidades individuales. Quien tenga la responsabilidad de un área concreta (marketing, operaciones, compras, comercial, atención al cliente, etc.) tiene que concentrarse en mejorar su área al máximo, con total prioridad. La dispersión del equipo promotor es garantía de fracaso del proyecto. Por tanto, foco y trabajo duro.

Variabilización de costes: este es un concepto no necesariamente intuitivo, pero resulta vital para un negocio que comienza. Hay que convertir todos los costes fijos en variables. Por ejemplo: si una tienda online empieza el primer mes y consigue tramitar únicamente 10 pedidos, y ha tenido que montar un almacén, que con todos los gastos fijos supone por ejemplo 1000€/mes, entonces cada pedido tramitado tendrá un coste de 100€ de almacén. Sin embargo, si se externaliza el almacén desde el primer pedido, en base a un esquema de costes variables por cada pedido enviado, si un mes es flojo en ventas (por ejemplo los primeros meses), los costes también serán pequeños y el margen de venta no sufrirá. Al revés también es importante, si pensamos en los problemas que se originan en los picos de ventas, como Navidad. Un coste fijo mal dimensionado a la baja también nos hará mucho daño.

Hay que tratar de variabilizar todos los costes fijos al comienzo de un proyecto de e-commerce, para ver si es rentable.

Cliente-centrismo: este término tan extraño quiere decir que hay que pensar siempre con el cliente como centro de nuestra estrategia. Tenemos que pensar cómo mejorar la experiencia de cliente, el precio que paga el cliente, el plazo de entrega que tolera el cliente, el proceso de checkout que “sufre” el cliente, las condiciones de devolución que “imponemos” al cliente, etc.  No pensemos en nosotros; pensemos en hacer la vida más fácil a nuestro cliente y todo lo demás funcionará mejor, incluyendo las ventas.

–        ¿Cuáles son los retos que se presentan para el e-commerce a corto plazo?

La principal preocupación del sector se centra en los fenómenos de consolidación y en la llegada de los grandes jugadores al e-commerce español, tanto los que dominan en panorama offline como los “pure players” de e-commerce que vienen de fuera. Todos los e-commerce que no sean capaces de asegurarse un nicho de mercado, o de contar con una estrategia clara de fidelización de clientes, sentirán la amenaza de los grandes jugadores que están llegando desde hace pocos años a este mercado español.  De nuevo la clave estará en la diferenciación, en la fidelización y en tratar bien al cliente, que ya es un cliente exigente en comercio electrónico.

–        Cada año vemos que las cifras de facturación en el sector crecen a dos dígitos, ¿encontrarán techo en algún momento?

Más que techo  lo que encontraremos en unos años es un fenómeno interesante: ya no se hablará de comercio electrónico sino simplemente de comercio. La actividad de comercio ocurrirá de forma natural en todos los canales, con un enorme peso de la tecnología en este nuevo paradigma. Una intención de compra, una transacción, la fidelización de un cliente, todo ocurrirá de manera simultánea en numerosos canales, medios, momentos y apoyado en múltiples tecnologías.

Mi intuición me dice que cuanto más apostemos por la tecnología y por los canales online, mejor posicionados estaremos para ese futuro, que no es tan lejano.

–        ¿Cuáles serán las tecnologías que vendrán a revolucionar una vez más el comercio electrónico en los próximos años?

En primer lugar: la capacidad de realizar pagos, de autentificarnos y poder realizar transacciones económicas con gran facilidad y a través de cualquier medio. Biometría, pagos digitales, pagos móviles, balizas y pagos en proximidad, geolocalización y contexto serán aspectos que revolucionarán el e-commerce.

Y en segundo lugar, la logística. Ya sea con camiones de Amazon llenos de impresoras 3D “imprimiendo” productos (es broma, por ahora…) o con una reorganización de los conceptos actuales de logística, el comercio electrónico vivirá otra revolución cuando sea capaz de igualar al comercio offline en la inmediatez de entrega al cliente.


Tags: