marketing de contenidos

Como cada año por estas fechas, toca analizar qué nos espera el año siguiente y qué tendencias marcarán de manera definitoria el incesante (y cambiante) mundo online. Es innegable su evolución y, además, absolutamente vital estar completamente alineado con sus cambios. Precisamente por eso, es fundamental tener claro uno de los hitos que previsiblemente marcarán 2014: los contenidos online.

Y es que, lejos de ser simplemente un “a más”, una correcta estrategia de Marketing de contenidos puede suponer un espaldarazo a nuestro negocio. Hasta ahora, este aspecto suponía fundamentalmente brand engagement (algo fundamental, no vamos a engañarnos). Pero, a lo largo del año que está por empezar, los expertos auguran que ha de convertirse forzosamente en algo más: aumentar las conversiones. Un objetivo a tener en cuenta.
marketing de contenidos

Así que, lápiz y papel para saber por dónde aventurarnos si queremos generar no solo simpatía hacia nuestra marca sino también que eso repercuta en los números de nuestra actividad. Para empezar, tengamos en cuenta que es imprescindible ofrecer contenidos de calidad y alineados con nuestra estrategia de comunicación. Unos contenidos que, además, han de contar con la capacidad de llamar la atención a nuestro público objetivo (ya sea cliente o potencial cliente, un target a tener en cuenta en nuestra estrategia del año). Pero hay que tener algo claro: no se trata solo de ofrecer buenos contenidos. También es fundamental cuantificar sus resultados: índices de lectura, éxito entre los receptores o seguidores, rango de interacciones, etc. Porque no nos equivoquemos: nuestro público objetivo será quién nos dé una orientación de sus gustos, preferencias y necesidades. Y conocer todas estas características pasa por escuchar sus reacciones ante los contenidos pero, también, por encontrar interacción en ellos.

Es más: contar con una buena estrategia de contenidos puede ser clave, por ejemplo, de cara a ese ya conocido abandono de los carritos de la compra. Si somos capaces de ofrecer a nuestros clientes o potenciales clientes unos contenidos de calidad, será más sencillo que vuelvan a comprar o, incluso, que acaben de decidirse para hacerlo en caso de haber dejado una compra a medias. Y, nuevamente, la personalización (hacer de cada cliente y su experiencia de compra una única y absolutamente pensada para ellos) puede ser el mejor articulador de sus compras.

Y, como último consejo, tengamos algo claro: el alcance de nuestros contenidos no debe plantearse solo antes o durante la compra. Es vital mantenerlos en el tiempo como parte de nuestro programa de fidelización si queremos que nuestra estrategia sea efectiva. Porque, más allá de una compra, los contenidos son importantes en la fase de post compra no solo como recordatorio de nuestra marca sino también como generador de confianza. Buenos argumentos para no olvidarse de ellos.

Fotos | Marketing Online Hoteles, Mawen


Tags: