Las compras de e-commerce, decisivas para la logística en 2012

La buena salud del comercio electrónico en nuestro país se demuestra, una vez más, a golpe de estudio. Si ya con los sucesivos datos anuales de crecimiento en la mano se puede decir alto y claro que el e-commerce vive un dulce momento (y más después de conocer los resultados de 2012), el último estudio de la Consultora DBK viene a respaldarlo. El sector de la logística relacionada con esas ventas con la “e” delante creció en el pasado 2012 nada menos que un 7,5%.

Un buen dato que se debe, en gran medida, a ese incremento progresivo de los hábitos de compra en la red y a la importancia de la confianza online, un valor añadido. Pero, también, al desarrollo imparable de una oferta cada vez mayor de servicios en la web.

El e-commerce, el nuevo protagonista del negocio logístico

Y es que, precisamente por esa suma de factores, las operaciones dirigidas a consumidores (B2C) se incrementaron en un 17% a lo largo del pasado año. Un porcentaje que repercutió directamente en los datos de facturación del sector del transporte y la logística: no solo fue el principal motor económico del sector sino que ese 7,5% de crecimiento se tradujo, según el Informe Especial de DBK, en 855 millones de euros. Según el mismo estudio, los datos relacionados con logística y actividad entre empresas (B2B) no registraron un crecimiento tan significativo. Sin embargo, y a pesar del modesto (aparentemente) 3% que supusieron, en términos económicos siguen suponiendo un importante agente para el sector de la logística: ese ligero incremento se materializó en unos ingresos de 540 millones de euros.

Rompiendo la dinámica de los últimos años, el consumidor gana terreno en la logística a las empresas y, según las previsiones, no tiene pinta de cambiar: además de las previsiones mundiales, 2013 podría cerrarse con un crecimiento anual en España de entre el 7% y el 8%. Un crecimiento que respalda una realidad: el papel del consumidor gana terreno a la empresa en el negocio de la logística. Son muchos los factores que han propiciado este cambio de papeles. Pero, sin duda alguna, la amplia oferta de la red (basada, principalmente, en las oportunidades por precio) y la tranquilidad del comprador a la hora de realizar sus transacciones electrónicas han sido decisivos para el impulso de las compras en Internet.

Pero, además del consumidor, según DBK son también algunas actuaciones por parte de las empresas de logística las que han propiciado este crecimiento. Y una de ellas podría ser la ampliación de las redes de punto de recogida. Una nueva dinámica que no sólo facilita al consumidor recibir y recoger su mercancía sino que, además, vendría a reducir los costes derivados de los servicios logísticos. Un plus añadido para que, cada vez más, las barreras entre offline y online se difuminen todavía más.

Foto | Treviño, PatxiTaxi


Tags: