F-commerce, o cómo Facebook se alió con el e-commerce
Es la red madre, la que resiste todos los vaticinios que auguraban que dejaría de ser la red social por excelencia. Facebook se ha consolidado como un modelo de negocio que va más allá del mero entretenimiento. Más de mil millones de usuarios en todo el mundo respaldan una auténtica realidad: supone un buen lugar en el que no solo estar sino, además, vender. Y es que el potencial de ese mundo azul en el que compartimos todo no es solo cuestión de imagen sino, también, aliado de ventas y principal precursor de ese comprador social en el que nos hemos convertido.

Cada vez son más los usuarios que hacen sus compras en mitad de sus ratos de ocio y, por tanto, más las marcas que se unen a esa posibilidad de ganar clientes. Saber cómo sacarle provecho es, precisamente, una de las claves para que cualquier e-commerce encuentre en Facebook un nuevo escaparate. Cuestión de diversificación de canales pero, también, de “puntería” empresarial: estar en la red adecuada y llegar al usuario adecuado (algo que viene dado, gracias al sistema de segmentación personalizado de Facebook).


Si nuestra intención es hacer de nuestro e-commerce un F-commerce, es preciso plantearse un decálogo básico e imprescindible que no solo nos permitirá establecer nuestra estrategia sino, también, contar con argumentos de éxito para nuestra actividad en la red social:

1. Evaluar nuestro producto o servicio: ¿realmente tiene cabida en Facebook? Tengamos presente que no todos los productos son atractivos para una plataforma con filosofía de ocio y entretenimiento.
2. Precisamente por ese carácter distendido de Facebook, tenemos que saber adecuarnos en lenguaje y mensajes a lo que espera el usuario.
3. El usuario es el mejor estudio de mercado posible. Escucharlo, conocer sus necesidades, tener en cuenta sus comentarios… puede ayudarnos a crear productos a la medida de lo que buscan.
4. Establecer una estrategia: ¿qué buscamos estando en Facebook? Algo fundamental para definir, además de un presupuesto para nuestras acciones, cómo queremos estar presentes en la red: si solo queremos enseñar pero redirigir a nuestra propia plataforma de ventas online (Facebook Store), si queremos aprovechar las opciones de la red en sí para generar nuestro propio e-commerce (Tienda Total) o si la intención es fidelizar a nuestros clientes (Smarter Facebook Commerce).
5. No quedarse nunca quieto: el Social Commerce evoluciona cada día y observarlo es clave para adecuarse a sus cambios.
6. Sencillez,seguridad y viralidad. Ante cualquier compra de un usuario, el hecho de no salir de Facebook para realizarla y de contar con las mismas garantías de pago que podría encontrar en nuestro e-commerce fuera de la red social son fundamentales para no dejar a medias el carrito de la compra. Y, precisamente porque su filosofía es compartir, siempre es interesante que nuestra transacción se convierta en un posteo en el muro del comprador como garantía de ampliar su alcance.
7. No intentes replicar tu tienda online a Facebook, adáptala a la propia red social integrándola tanto en estética como en experiencia de usuario.
8. Mima a esos fans que ejercen de compradores. No solo estarás fidelizando sino, además, estarás fomentando la compra en Facebook y la rentabilidad de tu e-commerce en él.
9. Procura fomentar el sentimiento de “oportunidad” entre tus fans. Fomentarás la decisión de compra lanzando ofertas para un tiempo determinado, descuentos o anunciando unidades limitadas. Añadido, esta modalidad suele traer consigo el efecto “boca a boca” o, lo que es lo mismo, el comentar con otros usuarios la oportunidad abriendo la puerta a un intercambio de opiniones entre usuarios y, de paso, un mayor alcance del e-commerce.
10. Cuidar hasta el mínimo detalle de la atención al cliente. Recordemos que dar respuesta, buscar soluciones si surge la necesidad o establecer un lazo de empatía con el cliente puede ser sinónimo de un sustancial incremento de nuestra reputación online (tanto en Facebook como en otras plataformas de la red).

Foto | e-commerce.etc, Presta e-commerce


Tags: