El equipo verdiblanco confirmó el retorno a la ACB en la jornada 30. Esto les hace proclamarse el campeón más ‘rápido’ de la historia de la LEB desde que tiene el actual formato. Además, gracias a los cinco triunfos de diferencia respecto a su perseguidor, RETAbet Bilbao Basket, también se convierte en la mayor diferencia de la historia de la competición entre el campeón y el segundo. Los vascos tendrán que ganarse en el playoffs el retorno a la máxima categoría mientras el Betis tiene ya los deberes hechos.

Curro Segura se encargó de sacar lo mejor del grupo de jugadores para dar a la ciudad de Sevilla la Copa Princesa de Asturias y el ascenso, además logrado en unas condiciones inmejorables: “Todos  hubiéramos firmado durante el verano ascender el 2 de junio en la Final Four así que imagínate si nos hubieran dicho que íbamos a poder hacerlo el 5 de abril, a cuatro partidos del final de Liga y sacándole cinco al segundo”, explicaba el técnico verdiblanco sobre el doblete logrado. Algo que solo se ha conseguido en ocho ocasiones.

Para lograr este retorno histórico el equipo se hizo pensando en un conjunto, y los egoísmos desaparecieron desde el primer día en un vestuario con jugadores que podrían haber brillado más de manera individual, pero que han preferido pensar en el colectivo por encima de todo. El pívot Stainbrook ha dominado la pintura andaluza, convirtiéndose en la referencia del juego andaluz, gracias a su experiencia en la categoría. Tobias Borg ha sido otro de los referentes del bloque, y tiene claro que la liga no ha terminado para el equipo bético: “Estamos jugando con menos presión. Así es un poco más fácil. Queremos seguir ganando. Quedan tres partidos y queremos ganarlos”

Y es que San Pablo ha sido una de las claves del ascenso. El Betis consiguió enganchar a sus aficionados gracias al trabajo de los diferentes departamentos del club durante el verano y a los resultados que se han ido fraguando partido a partido esta temporada.

Los sevillanos no han visto perder a su equipo esta temporada y eso se ha notado en la ciudad hispalense y en San Pablo: “Ver a tantísima gente ilusionada con lo que poco a poco íbamos consiguiendo, el recibir mensajes de la afición a través de las redes sociales o el poder encontrarte por las calles de Sevilla con gente a la que no conocías pero que te paraba para darte ánimos nos ha ayudado mucho a la hora de comprender lo que este club significa para la ciudad. Es un orgullo el haber podido recuperar a toda esa gente en un año que esperamos sea un punto de inflexión para el club”, explicaba el técnico andaluz. Y es que gracias a él y sus chicos el Betis seguirá haciendo historia en el baloncesto español.


Tags: