Desde el inicio de la crisis económica internacional, las pymes han sido las principales afectadas por la pérdida de ingresos y la falta de financiación. Y aunque el comercio electrónico, buena parte asentado en este tipo de empresas, ha seguido marcando niveles históricos de crecimiento, nadie puede vislumbrar su futuro y por eso la mejor garantía para este sector es convertirse en objetivo prioritario de medidas institucionales y de apoyos de todo tipo.

Sucede así con el proyecto adoptado recientemente por la entidad pública Red.es. Se trata de la puesta en marcha del programa “Mentoring en Comercio Electrónico”, que tiene como objetivo financiar servicios de asesoramiento especializado en eCommerce a pymes de las comunidades autónomas que sean destinatarias de fondos FEDER.

El programa ofrece dos posibilidades de financiación para este tipo de compañías. El primer grupo consiste en la concesión de ayudas para recibir asesoría especializada e individualizada en materia de normativa legal, soluciones tecnológicas, medios de pago, o aspectos logísticos y de marketing, con el objetivo de impulsar el potencial de cada pyme y posicionarla estratégicamente en el mercado online.

La segunda posibilidad aumenta el apoyo prestado y estipula la concesión de ayudas que permitan implantar soluciones tecnológicas de comercio electrónico a los beneficiarios del primer grupo que hayan completado y cumplido todas las obligaciones derivadas de las bases.

Entre los criterios para poder obtener ayudas de este programa se encuentra tener una plantilla de entre cero y 250 empleados y un volumen de negocios anual que no exceda de 50 millones de euros. También es necesario que la pyme haya sido constituida con antelación a la publicación de las bases, no estar incurso en ninguna de las prohibiciones previstas en el artículo 13.2 de la Ley General de Subvenciones y no tratarse de una empresa de naturaleza pública o con accionariado de dicha naturaleza.

Otros de los requisitos para acceder al ‘mentoring’ de Red.es es estar al corriente de obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, así como del pago del reembolso de préstamos o anticipos concedidos anteriormente con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Disponer de una página web propia del negocio y que esté operativa es también condición previa para obtener las ayudas.

Los interesados en beneficiarse de esta medida tienen hasta el próximo 30 de septiembre para solicitar uno de los dos grupos previstos. En la primera convocatoria del programa “Mentoring en Comercio Electrónico”, que data de 2011, se beneficiaron un total de 89 empresas, lo que supuso una inversión pública de casi cuatro millones de euros. Con esta nueva edición, se pretende conceder ayudas a unas 350 pymes.


Tags: