SolaRoad

A veces las ideas más simples a nivel energético son las más cercanas y llamativas. Un ejemplo podría ser SolaRoad, un concepto consistente en generar energía eléctrica mediante paneles solares que tapizan las vías de circulación, incluyendo carriles de bicicletas y en el futuro también de coches. De este modo son las calles, continuamente expuestas al sol, las que generan y acumulan electricidad para las farolas o las viviendas cercanas.

La empresa que está detrás de esta idea lleva media década probando diferentes conceptos y haciendo cálculos de ingeniería y a nivel industrial sobre si la solución es factible, práctica y rentable como para realizar un gran despliegue. Según sus cálculos en los países bajos por ejemplo se dispondría de unos 450 kilómetros cuadrados de superficie en diversos tipos de carriles/carreteras. Algo interesante a nivel estatal porque panelando únicamente los tejados de los hogares tan solo se cubriría el 25 por ciento de la demanda energética.

Utilizar gigantescos paneles solares de unos 9 metros cuadrados como pavimento en esta especie de «ciudad inteligente completamente energizada» requiere además conectarlos de tramo en tramo a acumuladores y estaciones donde se pueda dar buen uso a esa electricidad – pues transportarla es más caro e ineficiente. Una parte podría usarse para las señales de tráfico, paneles e incluso el alumbrado público. ¿Coches eléctricos? Podrían conectarse en puntos de recarga preparados al efecto. E incluso lo que sobre se podría enviar a los hogares cercanos.

Solaroad-2

Una de las claves de esta tecnología de paneles es la capa de un centímetro de cristal templado que los hace a la vez traslúcidos, resistentes y aptos para las células fotovoltaicas. Además de estar optimizados para recibir la luz del sol y convertirla en energía tienen que ser resistentes a golpes, antideslizamiento y firmes como un carril de circulación tradicional. La buena noticia es también que son cada vez más baratos.

De momento las pruebas se han realizado en un carril bici porque es un poco la “marca de la casa” de los Países Bajos. Cada cien metros de carril bici generan de promedio tanta energía como la que consumen dos o tres hogares . Y aunque el diseño definitivo afectaría a calles y carreteras, tal y como explican en el documento de preguntas frecuentes han preferido empezar a pequeña escala con el carril bici por ser más accesible, seguro y controlable. Pero si el invento va bien, quién sabe si en el futuro circularemos sobre paneles mientras hacen trabajo de recolección de energía.


Tags: