tablet-1704762_640

Al crear un negocio debemos tener presente que una parte de los ingresos ha de ir destinada a la promoción del mismo. Y por promoción entendemos “dar a conocer nuestro producto o servicio al target adecuado”. Hay diferentes maneras de llegar a nuestro público objetivo, pero salvo contados casos, el boca a oreja no da el rendimiento adecuado, y para tener acceso a un público amplio sin hacer nada “extra” hay que esperar mucho tiempo. Y por eso existe la publicidad online, para llegar a ese público.

La publicidad tiene un coste lógico

Antes de preguntarnos “¿para qué voy a invertir dinero en publicidad?”, debemos entender la diferencia entre acceder al público objetivo en pocos días, o en pocos meses. En el primer caso estaremos intercambiando dinero por visibilidad; en el segundo estaremos invirtiendo tiempo, esfuerzo y dinero en tratar de adquirir visibilidad y notoriedad.

La segunda es una causa noble, pero en un negocio hay que analizar todos los pros y los contras de cada euro gastado, y cada hora de trabajo empleada. Por ello, si el producto es bueno (y por producto también entendemos la propia web, bien diseñada e intuitiva, además de resolutiva), la publicidad ayudará a nuestro negocio. Si el producto es malo, la publicidad será igual de efectiva que tirar el dinero.

Tipos de publicidad online más utilizados

Google AdWords es una de las maneras más sencillas de crear anuncios de diferentes tipos, y dispone de un asistente para la creación de campañas que es muy intuitivo, fácil de utilizar. Con Adwords podemos crear anuncios de texto, y anuncios display, es decir, banners con imagen. También hemos de tener en cuenta las mismas plataformas, pero para móvil, con sus propias características.

Sitio oficial | Google AdWords

Otro servicio asociado es Google Shopping, servicio del que ya hablamos aquí, y que está más orientado a eCommerce, con sus ventajas gracias a que los anuncios aparecen destacados en la página de resultados de Google, de manera que el cliente o posible comprador tiene una referencia visual muy clara de que está viendo productos a la venta.

Sitio oficial | Google Shopping

La publicidad en las redes sociales es una opción cada vez más interesante. Facebook, Twitter, Instagram e incluso LinkedIn disponen de sistemas de publicidad muy similares en funcionamiento a AdWords. Se llaman todos igual (Facebook Ads, Twitter Ads, Instagram Ads), aunque cada uno tiene sus particularidades.

Facebook dispone de su apartado para empresas, en la que se ofrecen todas las posibilidades a los negocios y particulares que quieran sacar rendimiento a sus publicaciones. Por otro lado, Twitter Ads tiene una interfaz más sencilla de utilizar, y deja bien claro que se paga “solo cuando los usuarios sigan su cuenta o retwitteen, le den me gusta, respondan o hagan clic en su Tweet Promocionado”.

Publicidad en vídeo

Un anuncio en vídeo es muy efectivo, mucho más que cualquier anuncio display, y más aun que un anuncio de texto. El problema es el coste de la elaboración de dicho anuncio, pero el retorno está bastante garantizado.

Existen muchas plataformas de vídeo, y en cuanto a las plataformas de publicidad en este formato, tenemos AdWords y podemos configurar esos anuncios para que salgan en YouTube, en una web, o activar esas campañas en Twitter Ads o Facebook Ads, por ejemplo. Lo importante es saber que un vídeo bien hecho puede hacer más por ti que diez campañas más tradicionales. Eso sí, con su correspondiente coste.

Otras maneras de publicitar tu negocio son el contrato directo, es decir, la negociación con otros sites para que muestren publicidad del negocio. Es algo que se ha hecho siempre, pero no significa que sea un gran método per se: dependerá de nuestra capacidad de análisis y de negociación, pero si funciona, lo hará muy bien.

 


Tags: