smartphone-1184865_640

Con el mercado online creciendo sin parar en los últimos años, y teniendo en cuenta las actuales previsiones que auguran cifras de 355 mil millones de dólares este mismo 2016 solo en los EE.UU. y más de 400 mil millones de dólares al año a partir de 2018, es importante fijarse bien en las tendencias más pujantes del comercio online para 2017.

Veremos que la mayor parte de estas tendencias apuntan a un aumento en el control de la información relacionada con el proceso de venta y con el comportamiento de los usuarios; más granularidad en los datos de analítica; refuerzo de las versiones móviles y sobre todo un uso más intensivo del tiempo real y las redes sociales, además de grandes avances en el modelo de entrega de los productos.

Analítica en tiempo real e impulsada por señales

Ya es posible analizar datos en tiempo real, por ejemplo, con Google Analytics, además de poder poner “señales” en las variables que queramos para registrar sus datos y analizarlos. Esta herramienta es bastante general, es decir, sirve para cualquier tipo de página web, y va profundizando poco a poco en las funcionalidades y agregando más inteligencia. Pero para el terreno del eCommerce, existen herramientas más específicas, como KissMetrics, que permite asignar señales de seguimiento a todos los canales de ventas y la posible fuente de conversión, y seguirlo desde su origen hasta una conversión, un abandono o un “rebote”.

El valor de este tipo de analítica reside en que permite aprender mucho más acerca del comportamiento de los usuarios y también sobre la eficacia de nuestro sistema de compra, dónde tiene fallos y en qué puntos se puede mejorar el proceso y la experiencia final del usuario.

La compra desde el móvil es el futuro más evidente

No solo se buscan cada vez más cosas desde el móvil (dependiendo de la fuente y el sector, se estima que la mitad de las búsquedas en Google son desde dispositivos móviles), sino que la compra desde el móvil es tendencia desde 2013. Pero además, el engagement que se obtiene en los dispositivos móviles es más alto cada vez, y la tendencia principal es que siga creciendo y mejorando. Se estima que en 2017 las ventas a través del móvil crezcan en un 50% (se entiende que son datos referentes a EE.UU., pero que nos dan una ideal del potencial a nivel global).

Entrega casi inmediata y sistemas de devoluciones automáticos

Con los nuevos métodos de entrega y distribución en marcha, servicios de gran valor añadido como devoluciones automáticas y entregas casi inmediatas, en el día incluso, son posibles y más que recomendables para nuestro negocio online.

Por devoluciones automáticas entendemos que es el proceso el que se automatiza, por ejemplo en los negocios de ropa y complementos, en los que la ausencia de una prueba física previa a la compra dispara los porcentajes de devolución. Tengamos en cuenta que, en el fondo, que una devolución no tiene por qué significar un fracaso; puede ser un cambio de talla, color o de prenda, por ejemplo.

Por su parte, entrega en 24 horas ya es real, grandes plataformas de venta online la ofrecen dentro de sus programas premium, y supone un gran valor añadido para el comprador. En un plazo corto y dependiendo de la zona, las entregas podrían ser cuestión de horas (y no, no hace falta usar drones para ello aunque seguro que ayudarán a conseguirlo).

En este punto, SEUR innova constantemente en sus sistemas de entrega para facilitar que el usuario recepcione sus paquetes donde mejor le venga y en el momento que desee. Para ello cuenta con servicios como Pickup, que ofrece en España una red de puntos de entrega alternativos, o Predict, que informa al cliente de la “ventana horaria” de 1 hora en la que se va a efectuar la entrega de su envío y le permite, en caso de quererlo, modificar la hora de recepción. Estos servicios contribuyen a la adaptación de los servicios de entrega a la vida cotidiana de los consumidores, y ayudan de esta forma a potenciar el desarrollo del comercio electrónico eliminando barreras en los clientes.

Vía | Engadget


Tags: