errores-en-tu-negocio-online

Aunque es evidente que los métodos de seguridad en las operaciones de comercio electrónico cada vez son más eficaces, como ocurre en todos los sectores, siguen existiendo algunos flecos que en muchas ocasiones no dependen de los ecommerce sino del desconocimiento en los mecanismos que son innatos a la compra por Internet. A continuación desgranamos los errores más comunes de los usuarios según la asesoría online Dinaru, y la forma de evitarlos.

En primer lugar, comprar el mismo producto dos veces es el error que más se repite entre los consumidores y del que hay constancia cuando ya han pasado el cobro del producto. Puede suceder por no leer correctamente la letra pequeña, por no revisar la información antes de confirmar el pago o por no actualizar la página mientras se tramita la operación. Por eso evitarlo es tan sencillo como prestar atención a los datos que se piden y revisar toda la información aportada para asegurarnos de que si se produce esta circunstancia será una equivocación de la empresa.

También sigue siendo muy habitual que el internauta no compruebe correctamente los recibos por realizar la compra con prisa o dar por hecho que todo es correcto, sobre todo en adquisiciones de productos de bajo coste. Es muy importante asegurarse de que desde la web nos han enviado el comprobante por e-mail, revisando la bandeja de spam ya que en muchas ocasiones se queda alojado en este “limbo” del correo sin que nos percatemos.

Otro error muy frecuente es no actualizar la información online. Puede parecer poco relevante, pero cuando realizamos un registro en empresas de ecommerce para comprar algo, los datos quedan grabados en una base de datos para cuando volvamos a utilizarlo, y esta información puede que haya variado al hacer un nuevo pedido. Las empresas no suelen ofrecer problemas cuando surgen equivocaciones de este tipo pero aún así se deben mantener actualizados los datos de usuario.

correos-electrónicos

Ante cualquier incidencia o reclamación con una tienda online, resulta conveniente, siempre que sea posible, solucionar los problemas a través del correo electrónico, para que cada paso quede por escrito. Incluso en el caso de que nos llamen por teléfono desde la compañía para resolver la cuestión, no está de más que solicitemos que cualquier oferta o solución nos las envíen por el tipo de correspondencia que sea, para que quede constancia.

Por último, merece la pena recordar las diferencias entre una compra online y otra offline que no por evidentes dejan de ser importantes para evitar problemas. La principal es que en el ecommerce existe una distancia con respecto al consumidor que no se da en la tienda física, lo que hace que procesos como el de devolución sea muy diferente. Hoy en día la mayoría de empresas de eoommerce ofrecen una política de garantías muy eficaz y en ocasiones más fácil que la tradicional, pero aún así no está de más informarnos al respecto y ser conscientes de nuestros derechos tanto en un sitio como en otro.

Fotos: Audienciaelectronica.es


Tags: