Una vez puesto en marcha un negocio de comercio electrónico, surge la gran pregunta: ¿cómo conseguir atraer visitas a mi empresa y por tanto hacerla rentable? La palabra mágica es “publicidad”, pero este concepto se ha desarrollado y transformado tanto en las últimas dos décadas que ya no podemos referirnos a ella sin hablar de otras nociones como el marketing, las redes sociales y las estrategias virales de comunicación. En la actualidad, no hay compañía de e-commerce que funcione sin estos tres elementos, aunque también la creatividad y la imaginación pueden ponerse al servicio de una buena gestión para el triunfo de la firma.

Hoy en día, son los emprendedores los que están marcando el ritmo de las nuevas estrategias de marketing online, haciendo de este sector uno de los más pujantes de la economía internacional, incluso en plena crisis. En línea ascendente en cuanto a beneficios desde 2005, y solo estancado en el presente ejercicio, las pymes son líderes en este modelo, ya que la creciente confianza de los consumidores en Internet para hacer sus compras ha hecho que los anunciantes apuesten fuerte por este canal, según información de www.emprendedores.es.

Estas tendencias han dado lugar a un gran crecimiento de las empresas dedicadas al marketing online, lo que incluye la gestión de la inversión publicitaria pero también otros servicios de consultoría, dirigidos a potenciar las ventas. Así, los dueños de los centenares de negocios de comercio electrónico han ido recurriendo a estas agencias, múltiples y muy variadas, especializadas o más generales, que demuestran su eficacia en la atracción de clientes hacia la compra online. Existen numerosos directorios y listados de empresas de este tipo que pueden ayudar al emprendedor a encontrar lo que busca en función del volumen de sus servicios y de las expectativas de ingresos.

A la hora de elegir la agencia más adecuada a los intereses, es indispensable tener en cuenta una serie de pautas: si se adapta al mensaje que queremos transmitir, si están especializados en los fines que se buscan, si trabajan con posicionamiento en redes sociales, su experiencia, su capacidad de innovación y diseño publicitario, y la propuesta de servicios detallados que realicen, donde la estrategia de marketing on line (con plazos concretos y fijos de beneficios) es la premisa fundamental.

Pero si además queremos mantener las riendas de nuestro negocio y aumentar también con nuestro esfuerzo personal la cartera de compradores on line, existen páginas web de asesoramiento donde se aportan algunos trucos y consejos de buena gestión para este objetivo, tales como la creación y manejo propio de redes sociales, la fidelización de clientes, la suscripción a newsletters de aplicaciones novedosas para el e-commerce, la gestión eficaz del carro de la compra, la atención al pago (seguridad y privacidad) y otras claves imprescindibles que dependen de la propia empresa y que no deben descuidarse.


Tags: