Muchos emprendedores tienen un dilema cuando llega un período vacacional y necesitan desconectar. ¿Qué pasa con mi negocio? Si tenemos una tienda física, es habitual que podamos cerrar durante unos días, colgando un cartel típico de “Cerrado por descanso“, y los clientes sabrán que pasados unos días regresaremos a la normalidad.

Pero, ¿y si tenemos un e-commerce? ¿Cómo se cuelga un cartel de este tipo? En un mundo tan exigente y tan urgente como el actual, en el que los clientes no quieren esperar a nada, ¿no estaríamos penalizando a nuestro negocio si lo cerramos unos días para el tan necesario descanso? Veremos cómo podemos parar nuestra actividad unos días sin que el posicionamiento peligre.

Antes de nada, un par de apuntes: por mucho que el posicionamiento no se vaya a resentir, es posible que muchos compradores potenciales que lleguen a nuestro sitio a través de los buscadores se vean decepcionados por no poder hacer una compra en el momento. De nosotros dependerá proporcionar alternativas a estas personas, incentivar de alguna manera su deseo de comprar en nuestro sitio, u ofrecer algún tipo de recompensa que nos permita retener esas ventas potenciales.

Podemos, también, irnos de vacaciones con el trabajo a cuestas, aun a sabiendas de que eso no es nada parecido a tomarse un descanso. Sabemos que las vacaciones de la mayoría son momentos de repunte en el eCommerce, por tanto una estrategia sería no tomar las vacaciones en ese mismo momento.

Cómo proteger el posicionamiento de tu eCommerce si cierras unos días

digital-marketing-1433427_640

Para quien decida poner el cartelito de “Cerrado por vacaciones” en su negocio, he aquí unos cuantos consejos procedentes de Google para proteger el posicionamiento que tanto nos ha costado conseguir a lo largo del tiempo.

Hay que añadir que las razones para tener el negocio cerrado por unos días no son solo las vacaciones, sino que puede ser por otros motivos: rediseño, cambios en las funcionalidades, etc. Sea como sea, toma nota:

  1. Desactivar el carrito de la compra. Esto te permitirá mantener la web activa con normalidad, pero los clientes no podrán efectuar compras. Como es lógico, deberías informar en consecuencia, bien claro y ofreciendo alternativas, en su caso. La manera de hacerlo: para el rastreo mediante el archivo robots.txt, o para la indexación con una metaetiqueta robots.
  2. Servicio no disponible: la otra opción es la de mostrar una ventana emergente informativa, por ejemplo, que devuelva un código HTTP 503 (Servicio no disponible). El contenido y la información que presentes dependerá de ti, por ejemplo dando alternativas, informando claramente de las fechas de reapertura… La clave es que se devuelva un error 503, de manera que Google no indexe ese nuevo contenido como sustitutivo del que ya tienes.

Es importante destacar que el código HTTP 503 se considera en la mayoría de casos síntoma de un error en el servidor, pero en nuestra situación es más una ayuda al posicionamiento. Para que nuestros clientes no piensen que ha habido problemas de servidor, debemos elaborar una buena página informativa, con ventana emergente o como prefiramos, dejando el código HTTP como información interna para los buscadores.

Vía | El blog para Webmasters


Tags: