Se dice que las claves para triunfar en el eCommerce pasan por una web optimizada para móviles y, cuando tiene sentido, ofrecer una app para smartphone que aporte valor para los clientes. Para entender qué nos conviene más, y por qué, veremos los resultados de un reciente estudio de The Digital Power House sobre la situación del eCommerce en los países nórdicos, en el marco del próximo eTail Nordic, el evento más importante de los países escandinavos sobre eCommerce.

El 80% de los negocios de eCommerce escandinavos disponen de app y web móvil

La principal clave que se extrae del informe es que un 80% de los vendedores en los países nórdicos tienen una aplicación de comercio electrónico y un sitio web de comercio electrónico optimizado para móviles, mientras que casi un 20% se han centrado solo en optimizar la web para móviles, en lugar de desarrollar una aplicación. El casi 1% restante no ha hecho nada.

¿Por qué tener ambas cosas, app y una web móvil optimizada? Todo depende de nuestros objetivos, pero cada vez hay más público que compra desde dispositivos móviles, principalmente smartphones. En el caso concreto del informe escandinavo, una de cada cuatro vendedores nórdicos experimentan ventas superiores al 25% desde dispositivos móviles, pero lo que es más importante es este gráfico:

nordic retailers

Un 82% venden entre un 11% y un 30% en dispositivos móviles, lo cual hace imperativo disponer de una web optimizada para este tipo de plataformas para poder lidiar con la competencia. Disponer de las herramientas apropiadas en el móvil (web optimizada y app, si es necesaria) nos permitiría acceder a una porción muy interesante de ventas que, además, aumentará en porcentaje con el tiempo.

¿Y la app para móviles? Sobre este tema lo tienen muy claro en los países nórdicos, y es que se desarrolla una app de comercio electrónico solo si se puede aportar algo más, algo diferente, significativo y que ofrezca un valor añadido al comprador. En caso contrario, no es una buena estrategia desarrollar una aplicación.

Peter Hvidberg, director de eCommerce de Intersport Group Denmark lo tiene muy claro:

No tiene sentido tener una aplicación si ya tenemos un sitio web móvil optimizado, ya que es costoso, pero si se desea añadir características adicionales, como un esquema de fidelización o noticias y actualizaciones de estilo de vida, entonces tiene sentido.

La estrategia de desarrollar una aplicación “espejo” de nuestro eCommerce sin diferenciarse de en nada de la versión móvil no tiene sentido, puesto que el boom de las apps ha pasado y tan solo se utilizan aquellas que pueden aportar un valor real, o dicho de otro modo, las que nos dan razones de peso como para ser utilizadas. Puntos de fidelidad, promociones especiales, personalización o ciertos automatismos en las compras podrían ser motivos suficientes como para instalarla en el smartphone, y razones de peso para desarrollarla como vendedores.

Vía | eCommerce News


Tags: