la importancia de la fotografia en el e-commerce

Nunca antes una frase hecha tuvo tanto peso como en el ecommerce. En la red, la imagen es la reina absoluta y darse cuenta de ello es tan sencillo como echarle un vistazo a las últimas tendencias: las redes sociales en las que la fotografía tiene un peso específico despegan con respecto a las demás. Una oportunidad de oro para cualquier comercio electrónico. Porque, como hemos hablado otras veces, la importancia de las descripciones detalladas de producto es fundamental para una decisión de compra.

Pero el hecho de mostrar con nitidez el producto lo es todavía más. Romper esa barrera entre el mundo virtual y lo más parecido al real, en resumen. Por eso, precisamente, redes como Pinterest se han convertido en amigos del alma del ecommerce. Pero cabe preguntarse: ¿hacia dónde evoluciona el peso de la imagen en el comercio electrónico?
Escaparate virtual imagen e-commerce

Redes sociales aparte (no olvidemos su importancia y apoyo al comercio electrónico, tanto en los contenidos como en sus horarios de publicación) y aunque pueda parecer futurista, estamos cada vez más cerca de contar con herramientas que permitan multiplicar exponencialmente el aparentemente simple catálogo de imágenes de una tienda online. Porque es fundamental tener algo presente: nuestro catálogo online debe suplir, hasta donde lo permite la red, ese escaparate real que puede observarse, olerse o tocarse. Un objetivo (romper esa barrera entre lo físico y lo virtual… sí, insistimos) que parecen haberse marcado quienes desarrollan novedades interesantes para optimizar los “escaparates” de producto del e-commerce.

Así, para los comercios de moda y complementos, ahora ya es posible contar con probadores online que, además, permiten evitar ese mal en constante observación del ecommerce: el abandono de una conversión o, lo que es lo mismo, de nuestro carrito de la compra. Una virguería que nos permite simular casi de manera fidedigna cómo nos puede quedar una prenda: introduciendo nuestras medidas e, incluso, una imagen de nuestra cara; este tipo de herramientas nos permiten hacernos una idea de cómo puede quedarnos una prenda determinada. Un servicio añadido a las facilidades que ya existen para la compra de ropa y accesorios en la red.

Pero hay más porque la importancia de la imagen es tal, que evoluciona cada día: desde aplicaciones que permiten a un ecommerce hacer auténticas fotos de estudio in home, a dotar de interacción a las imágenes que incluyamos en nuestro catálogo online (permitiendo, por ejemplo, un desplegable de información o de ofertas al pasar el cursor sobre la imagen) o mediante el uso de imágenes vivas (creadas a través de 360 Stop-Motion, una técnica de animación que nos permite ver el producto “en movimiento”) logran un aumento en la conversión. Todo es poco para lograr dos objetivos únicos que van más allá incluso de conseguir transacciones: aparecer en Google como búsqueda entre el maremagnum de imágenes y lograr que la experiencia de usuario sea satisfactoria.

Y está claro: cuantas más imágenes y de mejor calidad, mejor será.

Fotos | EcommasterSer Trendy en Marketing


Tags: